Por Daniela Morano
5 febrero, 2019

Tenía claro que de quedarse sola no sobreviviría.

El ciclista Damien Macchi se encontraba la semana pasada preparándose para una ruta de entrenamiento cerca de su casa en Argentina. Como cualquier otro día, esperaba que todo fuese normal, sin embargo algo inusual se cruzó en su camino. En medio de un camino remoto, a kilómetros de la ciudad, por el rabillo de su ojo, ve un pequeño animal moverse.

«Vi algo correr por entre medio del pastizal», le dijo Macchi a The Dodo.

Damian Macchi
Damian Macchi

Si bien continuó su camino, algo le molestaba. Decidió devolverse y mirar bien qué era lo que había visto de lejos. Resultó que un perrito, solo, no podría haber estado más emocionada de ver a alguien que pudiese ser de ayuda. Movía su cola de lado a lado y saltaba y sonreía feliz.

Macchi entonces decidió tomarle en brazos y completar el rescate de este pequeño que alguien cruelmente había dejado abandonado. Aún en bici, Macchi llevó al perrito quien tenía una sonrisa más grande que el famoso gato de Alicia en el País de las Maravillas.

El futuro del cachorro no se veía nada bien antes de que Macchi llegara, y estaba claro que lo sabía.

Como Macchi ya pasaba mucho de su tiempo haciendo voluntariado para refugios animales, no tardó nada en encontrarle un hogar a la que resultó ser una perrita, a quien nombraron Juanita.

Aseguró en redes sociales que ella se encuentra bien junto a su nueva familia y que espera que su historia inspire a otros a adoptar y a no abandonar a los perros como si fuesen basura.

Damian Macchi
Damian Macchi

«Está feliz con su familia. Quiero que la gente sepa que no deben abandonarlos».

Puede interesarte