Por Diego Aspillaga
14 febrero, 2020

Un hombre de 50 años vivía con 16 canes de raza pequeña en su departamento: había animales que perdieron partes de su cuerpo y la mayoría estaba en pésimas condiciones sanitarias y de salud. El caso parece una pesadilla.

El olor era insoportable, el ruido molestaba todo el día y nadie hacia nada.

Un hombre de unos 50 años vivía encerrado con decenas de pequeños perros que nunca habían salido de ese departamento de Málaga, España. Lo habían denunciado en varias ocasiones, sobre todo por razones sanitarias, pero sus acusaciones caían en oídos sordos. 

Europa Press

Los vecinos escuchaban el ladrido de perros, peleas de animales y mucho movimiento en el departamento, por lo que asumían que habían al menos 7 perros ahí, viviendo hacinados y en malas condiciones. Y el olor que impregnaba a todo el edificio daba testimonio de esto. 

No fue hasta que una patrulla de Policía pasaba por el sector y fue detenida por los vecinos para investigar el caso que supieron la verdadera gravedad de la situación: había 16 perros encerrados en el inmueble y cinco de ellos estaban cerca de morir.

Europa Press

Cuando los uniformados llegaron al departamento en cuestión, el dueño se mostró reacio a colaborar y no les permitió la entrada al domicilio. A pesar de esto, el sujeto sabía que estaba en problemas, por lo que entregó voluntariamente a los 9 perros que aseguró vivían en su casa, los que estaban en pésimas condiciones, publicó el portal de noticias Excelsior.

Los animales no estaban bien. La policía informó que “presentaban un estado general de dejadez e higiénico sanitario deficiente, encontrándose muy sucios, con mal olor, uñas muy largas, que en algunos casos llegaba a ser muy deficiente, con tumores, dermatitis seborreica, ceguera o derrames en los ojos, heridas cutáneas, hasta el punto de que cinco de ellos tuvieron que ser sacrificados”.

Europa Press

Como si esto no fuera lo suficientemente terrible, las autoridades se percataron de que aún quedaban más animales viviendo en el departamento y que nadie sabía el estado en el que estaban. Cuando los oficiales fueron al lugar con una orden judicial y los rescataron, no podían creer lo que veían sus ojos.

Estos canes estaban, igualmente, en deficientes condiciones higiénicas y de salud, especialmente uno de ellos que carecía de ojo izquierdo y mandíbula inferior, del que su propietario manifestó que se “lo robaron y al recuperarlo ya le faltaba la mandíbula, el ojo y le habían quitado el microchip”.

Europa Press

En el resto de animales se podían apreciar casos de alopecia o uñas de extraordinaria longitud, signo de la evidente desatención, faltándole a uno de ellos el ojo izquierdo, manifestando el propietario que “era muy nervioso y corriendo se dio un golpe y lo perdió”.

Si bien estos animales estaban unen un pésimo estado, a menos ninguno de ellos tuvo que ser sacrificado. Los animales fueron trasladados a una clínica veterinaria para su tratamiento y posterior adopción: el dueño anterior no merecía tener mascotas y nunca mas se le permitiría estar cerca de esos animales que maltrataba a diario. 

Europa Press

Los perritos no estaban vacunados, nunca salían del departamento y no tenían habilidades sociales: lo único que sabía hacer era pelear por sobrevivir. Sabiendo que tenían que luchar por comida y espacio con 15 perros en un pequeño apartamento, este comportamiento no es una sorpresa.

Si bien su pasado parece sacado de una historia de terror, los animales que sobrevivieron al encierro se están recuperando y en pocos días podrá ser dados en adopción a familias especiales que puedan ayudar a rehabilitarse y reinsertarse en la sociedad.

Europa Press

El cruel dueño, por su parte, fue denunciado por infringir las ordenanzas municipales respecto a la cantidad de mascotas que se puede tener en un departamento. Además, será denunciado por maltrato y abandono animal antes las autoridades, todo esto en un esfuerzo para que nunca más pueda acercarse ni hacerle daño a otro animal.

 

Puede interesarte