Por Pamela Silva
15 abril, 2019

Aunque los rescatistas lograron salvar a la mayoría, los pajaritos más bebés no lograron sobrevivir 😔

No todos los animales están hechos para ser mascotas y comprar una siempre, digan lo que digan los vendedores, implica maltrato. Así como es terrible que cazadores asesinen elefantes o rinocerontes por sus colmillos, igual de terrible son quienes sacan aves de su hábitat natural para que alguien los compre después en una tienda.

Porque muchas aves no están hechas para vivir en cautiverio, no son animales domésticos y las condiciones en las que viven antes de que alguien los compre, son horribles.

Así quedó probado después de que un grupo de rescatistas rescataran a 550 aves protegidas que vivían en jaulas pequeñísimas.

HT Photos

En esas jaulas vivían completamente hacinados aves como periquitos, el koel asiático y la colina myna, entre muchos otros. Y aunque estás aves viven en cautiverio en muchos lados, no viven en ese tipo de jaulas enanas.

Las aves eran traficaras para luego ser vendidas como mascotas, aun cuando son especies protegidas que bajo ninguna circunstancia deberían ser capturadas.

La Oficina de Control de Delitos Contra la Vida Silvestre de India fue la responsable de rescatar a estas aves y llevarlas a centros de salud para que fueran atendidas por veterinarios.

Si bien la mayoría de las aves más grandes lograron sobrevivir a la vida en las jaulas, muchos polluelos recién nacidos o con muy pocas semanas de vida no lograron sobrevivir.

Así que piénsenlo dos, tres y mil veces la próxima vez que compren un animal porque podría haber estado viviendo como estas aves.

Y para detener eso, la única forma es dejar de comprarle a los traficantes.

Puede interesarte