Por Mariana Meza
7 enero, 2021

Emma, la elefante, era alimentada con alcohol, frituras y dulces. La utilizaban para procesiones religiosas, bodas y paseos en India, donde llegó al estado de Jharkhand a través de un paso no habilitado.

Un nuevo caso de maltrato animal se conoció recientemente en India, aunque por suerte se logró hacer justicia. Y es que Emma, una elefante de 40 años, fue apartada de sus dueños, quienes la forzaban a consumir alcohol para mantenerla bajo control y así usarla para mendigar por la zona. 

El rescate estuvo a cargo del Departamento Forestal de Jharkhand y Wildlife SOS, quienes ya acusaron a los propietarios de violación a las leyes de vida silvestre y negligencia grave. 

Wildlife SOS

El animal ya fue enviado al Centro de Conservación y Cuidado de Elefantes de Wildlife SOS bajo una orden emitida por el gobierno de Jharkhand, India, lugar donde está recibiendo tratamiento, esto luego de haber sido traficado y obligado a caminar más de 300 millas, según comentó uno de sus funcionarios.

Wildlife SOS

El maltrato hacia Emma era evidente: la obligaban a mendigar, la utilizaban en procesiones religiosas, bodas, paseos turísticos y otros negocios lucrativos para los dueños. Además de mantenerla amarrada durante las noches, impidiendo que descansara y alimentándola con comida poco saludable como dulces, frituras y alcohol.

Wildlife SOS

Y es que es muy común en esos países darle alcohol e incluso tabaco a los elefantes en cautiverio como “remedio casero” para combatir problemas de salud, aún sabiendo que estos no son capaces de metabolizar la bebida, resultando muy tóxico para su organismo. 

Tanto fue el daño causado, que un examen preliminar realizado por un veterinario de Wildlife SOS a la elefante reveló un problema en la patas traseras del animal: “Cuando está de pie, Emma alterna levantando sus pies derecho e izquierdo como si estuviera pisando brasas ardientes. El dolor debe ser insoportable. Estamos trabajando para recibir su tratamiento médico inicial porque parece tener lesiones importantes en las extremidades anteriores”, escribió Wildlife SOS en su página web sobre el rescate de Emma.

Wildlife SOS

“Es extremadamente doloroso para la elefante estar de pie sobre sus delicados y sensibles pies. Hemos extraído piezas de vidrio, metal y piedra incrustadas en sus almohadillas que le han causado inflamación en las extremidades anteriores”, comento el Dr. Ilayaraja, director adjunto de Servicios Veterinarios de Wildlife SOS según lo publicado por India Times. 

Wildlife SOS

“Emma fue considerablemente paciente a través de todo esto, ocasionalmente moviendo su trompa y emitiendo un estruendo, mientras su guardián la consolaba con suaves caricias y palabras tranquilizadoras. Está programada para análisis de sangre detallados y otras pruebas en los próximos días”, se lee en la publicación de Wildlife SOS.

Su descanso al fin llegó.

Puede interesarte