Por Diego Aspillaga
18 mayo, 2020

«Stanley» estaba paralizado de miedo cuando lo hallaron en una caja en medio de una concurrida carretera. Está recibiendo toda la ayuda para bajar de peso y encontrar a una familia que lo quiera como se lo merece.

Un perro discapacitado se está recuperando después de que lo encontraran encerrado dentro de una caja al costado de una carretera de Nueva Jersey, Estados Unidos.

E perro de mediana edad, ahora bautizado como Stanley, fue encontrado al lado de la Ruta 80 por personal del Departamento de control de animales el 29 de abril, dijo Megan Brinster, directora ejecutiva del Refugio de Animales Ramapo-Bergen. Stanley estuvo con el control de animales durante aproximadamente una semana antes de que el refugio de animales pudiera llevarlo.

Ramapo-Bergen Animal Refuge

Cuando lo encontraron, Stanley estaba encerrado dentro de una caja y estaba «congelado por el miedo», según una publicación de la página de Facebook del refugio.

Además, el perro pesaba 9 kilos, aproximadamente el doble de la cantidad que un Chihuahua de su tamaño debería pesar.

Y si bien su aspecto puede provocar sonrisas , la verdad es que su sobrepeso es una condición gravísima que lo ha dejado sin poder caminar.

Ramapo-Bergen Animal Refuge

Sus cuatro piernas están «dobladas como un pretzel» hasta el punto de que es casi imposible para él caminar, dijo Brinster. Un veterinario lo miró y dijo que no parece tener ningún problema de salud además de su peso, agregó.

Stanley ahora vive con una madre adoptiva que tiene un historial de cuidado de animales discapacitados y ancianos, afirmó la directora del Refugio Ramapo-Bergen y está luchando por recuperarse tanto física como emocionalmente. 

Al principio, los dueños temporales de Stanley tenían problemas para que comiera una dieta baja en grasas, pero desde entonces comenzaron a alimentarlo con alimentos húmedos más frescos que encuentra más apetitosos.

El perrito se ha esforzado para recuperar su figura y ya está empezando a perder algo de peso, aseguraron sus cuidadores.

Ramapo-Bergen Animal Refuge

Stanley, quien se ha unido mucho con su madre adoptiva, es descrito como muy cariñoso y afectuoso. Si bien le encanta estar cerca de las personas, también le gusta su propio espacio y se adapta a su nueva vida. Una vez que esté más saludable, será puesto en adopción, publicó Click2Houston.

«Los animales pasan por un trauma increíble y, sin embargo, son tan dulces y resistentes», dijo Brinster.

Ramapo-Bergen Animal Refuge

El refugio actualmente está recaudando dinero para comprarle a Stanley una silla de ruedas personalizada y proporcionarle fisioterapia. No está claro cuánto se recaudó cuando el refugio acaba de comenzar la campaña, pero Brinster dijo que han recibido muchas llamadas preguntando cómo ayudar a Stanley.

Luego de un hecho traumático y deprimente, este perrito está ha demostrado estar dispuesto a salir adelante y volver a ser feliz. 

Puede interesarte