Por Mariana Meza
12 febrero, 2021

El can fue rescatado por Stray Rescue of St. Louis, un refugio animal en Misuri, Estados Unidos. Hacía frío y no querían lamentar una nueva pérdida.

Un lindo y emocionante rescate ocurrió en Misuri, Estados Unidos. Su protagonista es un pastor alemán que merodeaba perdido por las frías calles blancas por el hielo. Resulta que un refugio de animales de la zona fue advertido de la presencia del perro y ellos inmediatamente partieron a su rescate. Fue difícil, el can estaba asustado, pero lo lograron y aquí te contamos la historia completa.

Stray Rescue of St. Louis

“Ayer tratamos de rescatar a este perro muy grande y muy asustado, todo el día. Se acercó a nosotros pero los autos lo asustaron y la correa lo asustó aún más que los coches”, cuenta Stray Rescue of St. Louis en su página de Facebook sobre el rescate del pastor alemán al que posteriormente llamaron Iceberg.

El refugio no quería dejar al animal en la calle. La temperatura era muy baja y le podía pasar algo. El termómetro marcó el grado bajo cero prácticamente todos los días de la segunda semana de febrero y Stray Rescue of St. Louis había trabajado sin parar para rescatar a todos los canes callejeros posibles. No querían perder otra vida. Ya había perdido a una perra y su cachorro porque no alcanzaron a llegar a tiempo.

Stray Rescue of St. Louis

“Corrió por calles ocupadas y levantando los pies, así que supimos que estaba frío y no tenía a donde ir. Los camioneros nos dijeron que fue abandonado”, continuó la organización en la red social.

Intentaron que el pastor alemán se acercara a ellos, pero no hubo caso, así que le tendieron una trampa, pero eso tampoco dio resultado. Ya era de noche, estaba oscuro y hacía frío. Tuvieron que volver al otro día. “Anoche fue una noche de insomnio para nosotros mientras nos preocupábamos por él. Volvimos a primera hora esta mañana sabiendo que tendría hambre otra vez”, explicaron.

Stray Rescue of St. Louis

Finalmente, el 10 de febrero –al día siguiente– el refugio logró atrapar al pastor alemán. “Esta vez, estaba lo suficientemente desesperado como para meterse en nuestra trampa más grande”, contaron en Facebook y agregaron que “su nombre es Iceberg y está muy agradecido de que no nos diéramos por vencidos con él ¡Nunca nos daríamos por vencidos con él!”.

Donna Lochmann, rescatista principal de Stray Rescue of St. Louis, puso comida en la trampa. Esperó y nada pasaba, hasta que se dio la vuelta y el perro entró. Así pudo ser trasladado al refugio.

@strayrescuestl / Instagram

“Iceberg está listo para acurrucarse en sus grandes y mullidas mantas esta noche. Va a dormir tan bien”, escribieron junto a la foto de Iceberg publicada en Instagram.

Puede interesarte