Por Camilo Morales
13 mayo, 2022

Al comienzo el perrito estaba desconfiado y temeroso, ya que había quedado solo en el sitio en donde su amo falleció. Fue llevado a un refugio y ahora será dado en adopción.

Los perritos callejeros deben pasar por muchas dificultades para poder sobrevivir y conseguir la comida necesaria para no morir en la vía pública. Y es que además de luchar contra la desnutrición y la deshidratación, también deben soportar el clima que muchas veces es traicionero.

Es por eso que muchas veces se pueden ver perritos que viven junto con personas en situación de calle. Esa compañía resulta muy gratificante para aquellas personas que por diversas razones no tienen un techo donde guarecerse y han hecho de las aceras y los lugares públicos su hogar.

Pixabay

Hace poco se conoció una historia de este tipo, pero no terminó tan bien. Esto porque un perrito callejero de Quito, Ecuador, quedó desamparado luego de que su dueño, que una persona que vivía en la calle, fue encontrado muerto.

Según información de El Telégrafo, la persona que falleció estaba encargada de darle cariño y comida al perrito, además de ser una compañía diaria para él.

Referencial/Pixabay

Las autoridades del municipio del Distrito Metropolitano de Quito fueron advertidas por algunos transeúntes que se dieron cuenta de la situación. Fue así que entró en acción la Unidad de Bienestar Animal (UBA) para rescatar al perrito de las calles y darle refugio.

De hecho, cuando llegaron los encargados del rescate animal, se dieron cuenta que los policías habían dejado solo al perrito en el sitio, ya que el cadáver de su dueño había sido retirado.

Para el procedimiento del rescate primero se buscó conseguir la confianza del can, ya que al perder a su tutor estaba nervioso, poco sovciable y al inicio con muestras de agresividad, sin embargo, logramos el acercamiento para un rescate exitoso sin dañar la integridad del animal“, contó el médico veterinario, José Paredes.

El Telégrafo

Tras ser rescatado, el perrito fue llevado hasta un refugio en donde le realizaron distintos exámenes y una evaluación final. Ahora tendrá que ser esterilizado y puesto en un proceso de adopción para encontrar una familia que lo quiera acoger.

Los vecinos del sector estaban muy apenados por el caso del perrito porque, según ellos, el fallecido era el único que estaba preocupado de su bienestar y de que pudiera tener su alimento diario. Lo positivo es que pudo ser rescatado a tiempo.

Puede interesarte