Por Ronit Rosenberg
12 febrero, 2018

Había cachorros y perros adultos.

Una brutal desgracia. En Corea del Sur existen granjas de “carne de perro” y están permitidas bajo su cultura.

Pero justo antes de los Juegos Olímpicos de Invierno, que este año se llevan a cabo en ese país, las autoridades ofrecieron 12 subsidios a los supermercados y restaurantes que retiraran del menú la opción de comer perro. (Sí, leíste bien, se comen a los pobres perritos).

Sunday Mirror

Desafortunadamente, las ventas comenzaron a caer ofreciendo sólo cerdo y vacuno, por lo que muchos lugares desistieron del acuerdo. 

Hay mataderos de perros, donde se asesinan para vender sus articulaciones y su carne, pero para no “espantar” a los turistas que visiten el país por los JJ.OO, cambiaron los letreros que ofrecen este tipo de comercialización alimenticia a un formato más neutro.

Sunday Mirror

Pero afortunadamente, uno de los mataderos que aún estaba funcionando, asesinando a inocentes perritos mediante la electrocución, lograron cerrarlo y salvar a 90 cachorros y perros adultos.

Sunday Mirror

La increíble labor fue de la Humane Society International, fundación de derechos de los animales, quienes persuadieron y ayudaron al dueño del matadero a comenzar un trabajo. Esto fue minutos antes que comenzara la terrible matanza.

“Mientras el mundo observa a los atletas en Pyeongchang, no olvidemos que habrá perros acurrucándose en jaulas de alambre, sin saber si hoy es el día de su muerte. Los coreanos confían en nosotros para cambiar su destino“, dijo Wendy Higgins al medio británico Mirror.

Sunday Mirror

Esta es la undécima granja de “carne de perro” que cierra permanentemente la fundación, y esperemos que continúen haciéndolo hasta erradicar esta terrible práctica.

Puede interesarte