Por Constanza Suárez
6 julio, 2020

La dueña de Delilah admitió no haber alimentado y proporcionado las condiciones de vida adecuadas para su mascota. Deberá pagar una multa y no podrá tener animales por tres años.

En mayo del año pasado, la organización Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals(RSPCA) recibió varias denuncias sobre un perro maltratado en Brisbane, Australia. Al llegar, los voluntarios se encontraron con el animal en pésimas condiciones. 

Los inspectores encontraron a la staffordshire bull terrier en el patio de su casa, cubierta de maleza. Pesaba tan sólo 11 kilos, menos de la mitad del peso ideal para un ejemplar inglés de su edad.

RSPCA

La organización fotografió a la perrita llamada Delilah: se le veían las costillas y los huesos de la cadera sobresalen. Está totalmente desnutrido. 

La propietaria, Shaye Wallace O’Neill, de 26 años, admitió no haber alimentado y proporcionado las condiciones de vida adecuadas para el perro en el Tribunal de Magistrados de Holland Park el viernes, según consignó Daily Mail

RSPCA

Los testigos dijeron que habían visto a Delilah durante más de un año a pesar de las afirmaciones de O’Neill de que solo la había tenido durante un par de semanas antes de la incautación, informó Courier Mail.

Cuando se le preguntó si la perra se había quedado sola durante largos períodos, O’Neill dijo que le había pedido a una amiga que la cuidara mientras estaba fuera por trabajo.

RSPCA

Después de su rescate, la RSPCA dijo que la mascota estaba muy ansiosa cuando la encontraron, pero ahora se recupera. Incluso ganó cuatro kilos en una semana, mientras que el personal especializado ayudó con su comportamiento. 

Un mes después de su rescate, el peso de Delilah se ha elevado a 19.6 kilos y ya fue adoptada por una nueva familia en Morningside.

RSPCA

A O’Neill se le dio una multa y se le prohibió ser dueño de otro animal durante los próximos tres años.

Puede interesarte