Ella y sus bebés son del mismo color que los actores de la película ❤

Algunos aseguran que mientras más deseamos algo, más lo acercamos a que suceda. Tal vez esta familia en algún momento alucinó con la tierna película de “Los Aristogatos” y desearon tenerlos como mascotas, porque de un día para otro, se hizo realidad.

Resulta que Shelby Sewell-Lopez, del este de Texas, adoptó a una gatita blanca luego de verla en muy mal estado. Quiso cambiar su vida y que nada le faltara, por eso, en honor a la protagonista de la adorable película de felinos, la nombró Duquesa.

Facebook @Duchess and Kittens / Walt Disney Pictures

Atrás quedaron su fragilidad, su falta de cabello, una hernia y todos los parásitos que tenía. Ahora era una hermosa gata que incluso parecía ser muy sofisticada.

Facebook @Duchess and Kittens

Si bien todos pensaban que estaba esterilizada, de pronto un día comprobaron que estaban totalmente equivocados. La gatita apareció en un armario con algo similar a un ratón entre sus dientes y tras observarlo más de cerca, se dieron cuenta de que era un gato recién nacido.

Y habían tres más esperando por nacer.

Facebook @Duchess and Kittens
Walt Disney Pictures

Lo más sorprendente de todo es que los primeros tres que nacieron eran del mismo color que los hijos de Duquesa en la película, así que decidieron nombrarlos como ellos: Berlioz, Marie y Toulouse. Al cuarto lo llamaron Blue, que si bien no era parte de los Aristogatos, resultó ser el más cariñoso y el que más llama la atención, de acuerdo a las palabras de su dueña.

Facebook @Duchess and Kittens
Facebook @Duchess and Kittens

Conoce a Marie:

Facebook @Duchess and Kittens / Walt Disney Pictures

Toulouse:

Facebook @Duchess and Kittens / Walt Disney Pictures

Y Berlioz:

Facebook @Duchess and Kittens / Walt Disney Pictures

Ahora Duquesa pese a su pasado, es una gatita totalmente feliz y una excelente madre, que jamás abandona a sus gatitos. Incluso cuando comenzaron a crecer y a mostrarse más independientes, ella de todas formas los acompaña.

Y por nada del mundo su familia los separará. Si bien hubo que convencer al esposo de Shelby para que quisiera aceptar tener tantos gatitos de un día para otro, él ahora los adora y creen que son totalmente afortunados en tener a los Aristogatos en su casa.

Puede interesarte