Por Camilo Morales
14 junio, 2022

Olivia, que depende por completo del cuidado humano, fue rescatada hace 10 años por una ONG animalista de Brasil. Los voluntarios la conocen tan bien que saben cuándo quiere comer o hacer sus necesidades.

No siempre los perritos y gatitos que son abandonados en las calles deben enfrentarse a los mismos problemas y obstáculos. Si es que ya es complicado tener que encontrar alimento por su cuenta y un techo que los pueda albergar hay algunos animales que también son afectados por otras dolencias más graves.

Uno de estos casos es el de Olivia, una perrita que fue rescatada pero que está en una situación distinta a la de otros canes: es tetrapléjica.

Instagram @casadocaoegato

Según información de So Noticia Boa, los voluntarios de la ONG Casa do Cão e Gato de Niterói, de Río de Janeiro, Brasil, se sorprendieron al darse cuenta de que la perrita había sobrevivido durante mucho tiempo con esta displasia de cadera y mielopatía, que han degenerado sus articulaciones.

Instagram @casadocaoegato

De hecho, se conmovieron porque lo más probable era que sus antiguos dueños se habían querido deshacer de ella por esta condición.

Instagram @casadocaoegato

La perrita no puede caminar y depende por completo del cuidado humano. Sin embargo, sus otras capacidades se mantienen intactas. Ladra cuando está feliz y también para pedir comida. Además, le gusta mucho que le hagan cariño aunque haya partes de su cuerpo que no las sienta.

Más allá del cuidado, lo más difícil ha sido tener que buscarle un dueño a esta perrita. Aunque ha estado en hogares temporales, desde la ONG decidieron que ellos se harán cargo. “La adopción de un animal así es muy poco probable (…) Ella es nuestro angelito“, dijo la voluntaria, Anna Luiza Souza.

Instagram @casadocaoegato

Hace 10 años que Olivia fue rescatada y que reside en el refugio, por lo que tanto Anne como otros voluntarios ya la conocen en profundidad y saben cuándo necesita algo. “Aprendo de ella todos los días. Hoy ya reconozco cuándo quiere comer o cuándo quiere hacer sus necesidades“, explicó.

Junto con eso, desde el equipo médico de la institución le crearon su propio cochecito adaptado a su cuerpo. Con este aparato puede ser transportada con comodidad y seguridad.

Como tiene que estar constantemente tomando medicamentos y comidas especiales, desde el refugio iniciaron una campaña de recolección de fondos de la que han participado miles de personas para aportar con la causa.

Puede interesarte