Por Lucas Rodríguez
7 septiembre, 2020

El autor del video se encontraba muy lejos de casa cuando notó a los cachorros. El viaje fue largo, pero valió completamente la pena.

La responsabilidad por cuidar de nuestras mascotas, es algo en lo que a la mayoría de nosotros no nos vendría mal un par de lecciones. Todos aseguramos querer a los cachorros y estar felices con su compañía, pero algunos de entre nosotros tienden a demostrar lo peor de sí mismos, una vez las condiciones para tener a los perros y gatos comienza a alejarse de lo ideal. Por decirlo de otra manera, muchas personas son dueños cariñosos y preocupados, siempre y cuando sea fácil hacerlo. 

Facebook: Viral Hog

Para mejorar en esto, nunca está de más escuchar los ejemplos de personas que fueron más allá de lo normal, incluso de lo esperable, para demostrar que las personas podemos ser realmente merecedores del título de la especie dominante del planeta, un título que no tiene que ver tanto con que hayamos dominado el fuego y creado máquinas, sino que con la piedad y empatía que mostramos con el resto de los animales. 

Facebook: Viral Hog

Un gran ejemplo a seguir, fue un chico de Estados Unidos, que saltó a la fama luego de un video en el que todos vieron el momento en que tuvo su primer encuentro con unos tiernos cachorros.

Facebook: Viral Hog

Lo destacado no fue solo su encuentro con los perritos, sino que cómo reaccionó ante el incidente. Como cualquier otra persona, el chico tuvo una mezcla de confusión y lástima. Primero vio a uno de los cachorros, los que le sorprendieron por lo jóvenes que se notaban. 

Facebook: Viral Hog

Cuando llegaron los hermanos de ese pionero, el supo que solo había una cosa por hacer: subir al auto y llevarlos con ellos hacia su hogar en Florida. Cabe mencionar que esto les ocurrió en un camino de tierra, muy lejos de donde vivían. No fue una cosa de simplemente subamos a los perros y en cinco minutos estamos en casa, sino que unas varias horas rodeados de cachorros sucios y extremadamente juguetones. 

Facebook: Viral Hog

Por suerte los chicos no saltaron al asiento delantero y jugaron con el volante. Simplemente se quedaron atrás, entendiendo que esta era una oportunidad que no podían desperdiciar. Y tenían mucho razón. Ahora crecen sanos y fuertes, en el patio de su amable salvador.

Teniendo en cuenta que solo gracias a su simpatía y buen ánimo, se ganaron un nuevo hogar, es suficiente para hacernos recapacitar. Quizás todos deberíamos aprender una que otra lección de estos chicos. 

 

Puede interesarte