Por Monserrat Fuentes
14 diciembre, 2018

Después de pasar tanta pena, el pequeño pudo ser feliz otra vez.

Producto de la caza indiscriminada de rinocerontes, crías como la pequeña Maarifa pierden a sus madres, quedando huérfanos y sin una figura adulta que pueda enseñarles grandes lecciones que les servirán para sobrevivir en el futuro.

Por eso algunos de los guardianes de los parques y safaris, en este caso personal del The David Sheldrick Wildlife Trust en Kenia, deben encargarse de ayudar a los menores a obtener habilidades que se serán cruciales para su vida adulta.

DSWT/Twitter

En un tierno video que circula por internet se ve como un guardián le enseña a Maarifa, cría de rinoceronte blanco, a embestir. Las imágenes fueron difundidas en las redes sociales del parque, donde acompañaron la grabación con la leyenda: “¡A la cría de rinoceronte Maarifa le encanta jugar, este es definitivamente su juego favorito, aunque aún no domina la habilidad de frenar!”.

Las imágenes fueron tomadas en el Santuario de Rinocerontes del Parque Nacional Meru poco tiempo después de la cría quedara huérfana, luego de que su madre, una hembra llamada Makosi, quedó atrapada en fango y, pese a los esfuerzos del personal, no pudieron rescatarla.

Desde su llegada al santuario Maarifa se ha convertido en toda una celebridad debido a su alegría y a su tierna forma de actuar.

Mira aquí el adorable video.

Puede interesarte