Por Pablo Román
19 diciembre, 2017

Thandi fue víctima de la avaricia humana.

Díganme una cosa ¿Cuántos de ustedes les gusta usar cuero? Supongo que serán varios, pero no hablo del eco cuero o el poliuretano (PU), sino del animal, prácticamente su piel. Ahora, estoy seguro que gran parte de ustedes está en contra el uso de pieles de animales pero ¿usan cuero?. La siguiente historia no trata sobre cuero o piel o la lana, sino del ser humano y su pasión por la explotación animal. 

Kariega

Todo comienza con el gusto por lo “exótico” y esto nos lleva a los cuernos de rinoceronte.

Thandi, es una sobreviviente a este gusto por algunos seres humanos del afrodisiaco. 

En Sudáfrica, para ser exactos, en la reserva de Kariega, un grupo de veterinarios encontró a 3 rinocerontes que fueron masacrados para arrebatarles sus cuerno. Uno de ellos ya estaba muerto y, dentro de los otros dos, estaba Thandi.

Kariega

Doctor William Fowlds se preocupó de darles atención médica. Finalmente, Thandi fue la única que sobrevivió entre los ejemplares.

Kariega

Gracias a la medicina, se recuperó la piel que perdió durante la brutal extracción. 

Sin embargo, durante su salvación, se logró determinar que Thandi estaba embarazada. 

Kariega

Tuvieron que pasar 2 años y, junto al cuidado de los veterinarios, dio a luz a una pequeña hembra. 

Su nombre fue Thendi, que significa esperanza. 

Kariega

Angie Goody, voluntaria que se encargó de cuidar a Thandi, se inspiró con la historia y comenzó una organización para proteger a los rinocerontes.

Es importante que repensemos lo que consideramos correcto o, por lo menos, intentar minimizar el daño ecológico que hacemos. Es imposible que el hombre no haga daño con su existencia, pero es necesario cuestionarse. No los culpo por usar, cuero, pieles o lana, pero el cambio está en nosotros.

 

 

 

Puede interesarte