Por Luis Aranguren
30 agosto, 2019

Al verlo jugar fue imposible que se los quitara, tomarle fotos era lo único que podía hacer mientras se divertía.

Los perros suelen ser traviesos lo que nos llena de alegría, pues sus divertidas ocurrencias son las que nos divierten el día. Como Luna, una perrita brasileña que un día decidió robar la dentadura postiza de la madre de su dueña para lucir una linda sonrisa.

Por más que lo intentaron no podían quitársela, así que decidieron dejarlo jugar y tomarle las fotografías más divertidas de todas.

Facebook / Anna Carolina Lima

Anna es la dueña de Luna y no vive con sus padres, durante un viaje de visita fue acompañada de su hija a quien lleva a todos lados. Al comienzo todo estaba tranquilo, la perrita jugaba con los gatos pero cuando se aburrió comenzó a buscar algo con que divertirse en toda la casa según El Clarín.

Facebook / Anna Carolina Lima

Por una extraña casualidad encontró la dentadura postiza de la madre de su cuidadora mientras ella dormía, después fue imposible arrebatarlas. Durante varios minutos jugó con la dentadura y por casualidad le quedó muy bien.

Facebook / Anna Carolina Lima

“Es muy taimada, toma cosas y se escabulle con las orejas por detrás. La pobre abuela ni siquiera se dio cuenta. Cuando llegué a la habitación de mi madre, encontré a Luna sentada en el sillón con su dentadura postiza en la boca, mordiéndola. ¡Y no me la quería devolver!»

-Anna Carolina Lima

Los familiares que habitaban la casa no dudaron en tomarle fotografías, era el protagonista de ese día con su divertida y extraña ‘sonrisa’.

Facebook / Anna Carolina Lima

Cuando al fin Luna se aburrió pudieron recuperar la dentadura, igualmente hubo que cambiarla por temas de higiene pero esta divertida historia cautivó a cientos de personas en las redes sociales.

Puede interesarte