Por Luis Aranguren
6 octubre, 2020

Les arrojaron agua bendita a los perros dentro de los autos, como señal de buen augurio y una vida llena de felicidad.

Independientemente de nuestra religión, hay algo que todos amamos y cuidamos siempre: Los animales. Esos pequeños que sin importar el tipo que sean, nos regalan su compañía y amor incondicional todos los días de sus vidas.

Es por eso que celebrar su día no está demás, y es que el domingo 4 de septiembre se celebró el Día Mundial de los Animales, el cual es la fiesta del santo católico y patrón de los animales, San Francisco de Asís.

AP

Fue así como de forma segura en la ciudad de Manila, un grupo de curas decidió bendecir a todos las mascotas que ahí llevaban.

Por motivos de seguridad debido a la pandemia del coronavirus, todo se hizo a distancia, con las mascotas dentro del auto de sus dueños. Sin importar qué animal fuera, el sacerdote daba su bendición con la intención de proporcionar una vida saludable, larga y sobre todo feliz.

AP

Esta celebración se practica anualmente en varias ciudades de Filipinas y atrae a una gran cantidad de personas.

Sin embargo, en esta ocasión ha restringido las actividades de la iglesia, por lo que mantenerse dentro de los vehículos era una condición. Además los curas y los dueños de mascotas, tenían la obligación de usar tapabocas.

AP

Para ellos es algo muy importante, pues se trata de la conexión que existe entre Dios y sus mascotas, por lo que sin importar lo dura de las normas, las cumplirán para celebrar.

“Puede que no podamos celebrarlo como solíamos hacerlo, pero todavía tenemos muchas razones para estar agradecidos por los momentos que pasamos con nuestros leales amigos”.

–Tefel Pesigan-Valentino, representante del centro comercial del evento dijo a VICE

Cabe resaltar, que los cuidados son extremos debido a que Filipinas tiene el peor brote de COVID-19 en el sudeste de Asia con más de 320 mil infecciones registradas, según Reuters

PAWS

Es por esto que los cuidadores que no tienen autos o por algún motivo no pudieron salir de sus casas, mantuvieron a sus mascotas frente a la televisión. Lo importante es que sean bendecidos, sin importar qué tan real sea, seguro se maneja una energía increíble y eso es innegable.

Son miles de buenos deseos que van para nuestros queridos seres, aquellos a los que con dedicación cuidamos. En verdad merecen toda clase de bendiciones, de parte de todas las religiones porque más allá de lo que creamos o pensemos, siempre nos querrán.

AP

Esperemos que esta bendición haya llegado a muchos y también que los casos de COVID-19 bajen, no queremos que nadie más en el mundo sufra.

Puede interesarte