Por Francisca García
31 agosto, 2018

La pequeña nunca tuvo una oportunidad.

La naturaleza puede traernos tanta belleza como destrucción. Luego de los acontecimientos que han transcurrido debido al huracán Harvey, entendemos que la naturaleza a veces no tiene sentido, o medida en cuanto a lo que hace. Especialmente en el mundo de los animales, ya nos hemos separado tanto de sus actitudes que no sabemos qué esperar de ellos.

Este fue el caso con una elefanta en el zoológico de Pittsburgh, que nació prematura y fue rechazada por su madre, sin razón aparente.

Pinterest/Imagen Referencial

Los funcionarios del zoológico intentaron acoger a la pobre elefanta lo más posible, dándole leche de otra elefante mamá para nutrirla.

Hicieron esto con la intención de que creciera y superara el trauma de su nacimiento.

WorldWideFeatures.com/Imagen Referencial

Pero una vez que la elefanta creció colmillos, se rehusaba a comer, hasta el punto en que de no hacer algo la pequeña iba a morir por desnutrición.

Lamentablemente, los funcionarios decidieron que era mejor sacrificarla a que sufriera una muerte así de terrible. Una noticia realmente triste, que de seguro conmovió a personas de todos lados.

Puede interesarte