Por Constanza Suárez
5 noviembre, 2018

El animal se calmó y Sam pudo ayudarlo. ¡Volvió a nadar libre y feliz!

Amamos los animales y a menudo ellos necesitan de nuestra ayuda para sobrevivir en este mundo cruel. Que básicamente los humanos hemos destruido, por lo que darles una mano es casi un deber.

Un héroe marino ha conmovido Internet con un increíble rescate. Un pescador de California, Estados Unidos, llamado Sam salvó a una ballena jorobada saltando valientemente sobre su espalda.

Veníamos de la pesca y había una boya blanca envuelta alrededor de la cola de la ballena. Estaba como, chapoteando en la superficie del agua’, contó el camarógrafo Nicholas según el portal británico Daily Mail.

La tripulación divisó a la ballena a ocho kilómetros de distancia, pero no podían distinguir bien qué era, así que se acercaron para ver mejor. Ahí se dieron cuenta que se trataba de la ballena enredada.

Llamaron a la guardia costera, para obtener un poco de ayuda, pero les dijeron por teléfono que no podían hacer nada. Les tomó una hora y media cortar la boya de la cuerda, pero quedó enredada alrededor de la espalda de la ballena.

Newsflare

“Esa cuerda aún lo sostenía hasta el fondo del océano, y todo el tiempo estuvo nadando en círculos muy cerrados en sentido contrario a las agujas del reloj porque toda esa cuerda aún estaba unida al fondo del océano”, dijo Nicholas.

Dos horas después del llamado, la guardia costera llegó y la tripulación decidió acercarse más. En ese momento Sam entró en el mar. Lo intentó dos veces sin éxito, ya que la ballena siguió buceando bajo el agua. “¡Cógelo, cógelo antes de que ella se sumerja!” Nicholas le grita a Sam en el video.

Newsflare

El video comienza justo antes del tercer intento.

Mientras Sam lucha para recuperar el equilibrio en la parte posterior de la ballena, el animal patea su cola casi chocando contra el bote. “Saltó adentro, fue capaz de arrastrarse por su espalda, y justo en ese momento, la ballena casi golpeó el teléfono en mi mano”, dijo Nicholas.

Momentos después, la escena se calmó. Al parecer el animal entendió que los humanos solo querían ayudarla y bajó sus revoluciones. Sam aprovechó para cortar la cuerda con un cuchillo.

Newsflare

Tras una dura batalla de tres horas, la ballena pudo por fin nadar libre y Sam descansar.

Mira el video:

Puede interesarte