De haberlo sabido antes, se hubiesen ahorrado mucho dinero comprando barreras de distintos tamaños.

Tener un perro dentro de casa, independientemente de que haya jardín o no, es una verdadera muestra de amor. Participan con la familia y rápidamente se vuelven un integrante más, ocupando los espacios comunes y compartiendo incluso las cenas.

Sin embargo, hay veces en que por higiene, orden o un montón de motivos más, los dueños buscan la forma de impedirle el paso momentáneamente a algunos lugares de la casa, y para ello, buscan barreras que se instalan y se quitan fácilmente.

El problema… es que no siempre dan resultados.

Facebook @LadBible

Al menos así quedo demostrado con este perrito, que sus dueños pretendían tenerlo alejado con una barrera un tanto pequeña para su tamaño. 

Según las imágenes difundidas por la página LaDbible, la mascota salta sin ninguna dificultad la reja plástica instalada por sus dueños, lo que claramente los hace buscar una más grande que de resultados. Así que fueron nuevamente de compras y volvieron con una un poco más adecuada, pero lo cierto es que tampoco funcionó. Con la tercera que compraron y que parecía imposible de saltar… sucedió exactamente lo mismo.

Facebook @LadBible
Facebook @LadBible

Este enorme y ágil perrito estaba dispuesto a saltar absolutamente cualquier cosa con tal de que no le prohibieran el ingreso a un lugar de su casa.

Hasta que sus dueños pusieron a su peor pesadilla: la aspiradora.

Facebook @LadBible

En lugar de saltarla como hacía con todas las barreras, quedó inmovilizado y no se atrevió ni siquiera a acercarse. Solo se quedó mirando desde lejos con curiosidad.

Facebook @LadBible

Sus dueños aunque tardaron… ¡al menos descubrieron la forma de impedirle el paso!

Mira su divertida expresión cuando ve la aspiradora:

 

Puede interesarte