Por Antonio Rosselot
17 febrero, 2020

Estos pequeños fueron pintados con rotulador permanente por una razón espantosa: para distinguir cuál es el que sobrevive por más tiempo tras ser echados al corral de un perro de peleas.

La crueldad y dejadez del ser humano con los animalitos es realmente digna de eterna condena. Cuesta creer que hoy en día, cuando la protección de los derechos animales está cada vez más presente en la sociedad, sigan ocurriendo atrocidades por culpa de un grupo de desalmados que no tienen criterio alguno y que son capaces de maltratar para ganar apuestas o derechamente entretenerse.

Dicho esto, hace unas semanas se conoció un horrible caso vía Facebook, debido a la difusión hecha por la Asociación Casa Felina (Algeciras, España). La agrupación compartió una foto en donde aparecen dos cachorritos de gato pintados con rotuladores azul y verde respectivamente, señalando que estuvieron a punto de ser víctimas de peleas clandestinas de perros, tal como explican en la publicación:

FB: Asociación Casa Felina

Como menciona el post, uno de los principales problemas a la hora de entregar gatitos en adopción es cuando no se averiguan los antecedentes de la persona que adopta. Muchos se ofenden cuando las protectoras o refugios los entrevistan y les hacen preguntas, además de dejar un contrato de adopción firmado a modo de respaldo, pero estas cosas son necesarias para asegurarse de que el adoptante no incurrirá en abusos hacia los animales.

En cuanto a los gatitos, éstos fueron rescatados de un círculo de peleas de perros. En estas instancias, los participantes pintan a los pequeños con rotuladores permanentes y los hacen competir de la manera más horrible que hay: los ponen en un corral con un perro bravo de peleas y apuestan por el gato que demorará más en morir tras el ataque del can. El color del gato sirve para distinguirlo al final del “juego”.

El Blog de Andrés Ayala

Evidentemente, los usuarios de Facebook reaccionaron con rabia y críticas hacia esta horrible práctica, preocupados del estado de los gatitos. Veamos algunos de los comentarios:

Facebook
Facebook
Facebook
Facebook

Después de ver casos como éste, es de real importancia que el proceso de entregar a un animalito en adopción sea lo más responsable y riguroso posible, ya que hay que asegurarse de que la mascota llegue a un hogar donde no sufra ni sea abusada.

La idea es que ese nuevo hogar sea un espacio de tranquilidad, amor y cariño, no un lugar donde sigan sufriendo tal como lo hacían cuando no tenían casa ni cuidado. ¡Comprometámonos!

Puede interesarte