Por Constanza Suárez
25 noviembre, 2019

Este par se volvió realmente inseparable. Según la cuidadora del lugar, el flechazo amistoso fue instantáneo.

A veces los animales actúan de una manera que aparentemente va en contra de sus instintos. Desde un elefante que vigila a un perro que está enfermo hasta una tortuga gigante que adopta un bebé hipopótamo y una leona que ignora todas las leyes de la naturaleza para cuidar a un bebé gacela.

AP/Jerome Delay

Los animales crean relaciones inesperadas. Es que antes de todo, comparten un gran corazón. ¿Pueden realmente ser amigos entre diferentes especies? Un par en Sudáfrica lo confirma. 

AP/Jerome Delay

Un perrito se hizo amigo de una jirafa bebé que fue abandonada al nacer, que luego rescataron y llevaron a un orfanato local. Les encanta pasar tiempo juntos. Es cosa de ver sus fotografías, donde no se sueltan ni se alejan. El amor brilla entre estos dos. 

AP/Jerome Delay

Jazz, la jirafa, llegó al Orfanato de Rhino pocos días después del nacimiento. Un granjero la encontró en la naturaleza, débil y deshidratada, y pidió ayuda al centro. La hidrataron por via intravenosa y se recuperó rápidamente. Ahora la alimentan con leche e intenta comer hojas. 

El perro guardián del lugar Hunter, un belga Malinois, rápidamente comenzó a cuidar al recién llegado. Su flechazo amistoso fue instantáneo. La cuidadora Janie Van Heerden aseguró a Fox 5 que el par se conectó de inmediato. También dijo que es probable que la jirafa pronto pueda ir a casa.

AP/Jerome Delay

 

 

 

Puede interesarte