Por Antonio Rosselot
6 febrero, 2020

Después de que un camión con petróleo volcara en Villa El Salvador, cerca de Lima, la mayoría de estas mascotas quedaron lesionadas y lo perdieron todo. Por suerte, un grupo de veterinarios las rescató y les están entregando mucho cariño y amor en estos difíciles momentos.

El pasado 23 de enero, los residentes de Villa El Salvador (Departamento de Lima, Perú) fueron tristes espectadores de un horrible incidente: después de que en la zona se volcara un camión cisterna que acarreaba gas licuado de petróleo, se dio paso a un voraz incendio que consumió una cuadra completa de la villa, costándole la vida a 25 personas y dejando a varias otras en estado de gravedad.

El Economista América

Pero además del grave daño a los miembros de la comunidad —y aquellos afectados que solamente circulaban por el sector—, una importante cantidad de mascotas y animalitos fueron atacados por las llamas, las que los aturdieron por completo.

Y si bien varios de sus dueños siguen en los distintos hospitales de la capital peruana luchando por su vida, las mascotas están siendo contenidas y recibiendo mucho amor por parte de los rescatistas; estos peludos perdieron prácticamente todo, pero la bondad de algunas personas los está salvando de tener un desenlace aún peor.

Raquel Afa

Pierina Grados es veterinaria en Pet Center, una clínica del sector de Chorrillos, y fue una de las que acudió a Villa El Salvador para rescatar a algunas de las mascotas. Uno de los animalitos salvados fue «Mila», una pequeña perrita que fue bautizada así en ese instante porque, según una vecina del sector, era un milagro que siguiese viva. De todas maneras, después descubrieron que su nombre real era Sharlotte.

Lamentablemente la dueña de Sharlotte,  Carolain Riveros Segovia (20), acaba de perder la vida, mientras que Janett Segovia, madre de Carolain, falleció poco después del accidente. Actualmente la perrita tiene muchas heridas y quemaduras que han sido difíciles de sanar, además de que pronto perderá su ojo izquierdo por problemas en la córnea causados por el incendio.

Raquel Afa

Otro de los perritos rescatados fue Lucas, un veterano de más de 10 años desorientado por la inhalación de humos tóxicos, que sufría de anemia por hemoparásitos en la sangre y que al momento del rescate estaba al borde del desmayo. Ahora está siendo cuidado y querido: tiene un pañal de precaución y con el famoso «cono de la vergüenza» para que no se haga más daño en sus heridas. Además, lo operaron para quitarle una piedra que se había tragado.

Raquel Afa

Los ejemplares que llegaban demostraban lo terrible de la situación: además de Mila y Lucas, llegó una gata llamada Diva, que tenía las orejas, bigotes y parte de su lomo quemados; además está embarazada, pero afortunadamente los incendios no hicieron mella en sus crías y será madre de 4 o 5 gatitos en una semana más. Según Pierina, es «la reina» del centro veterinario.

Raquel Afa

En este minuto, la veterinaria Pet Center se está haciendo cargo de los gastos implicados en el cuidado de estos animalitos, atendidos en una carpa instalada especialmente por ellos en la Villa El Salvador. Sin duda es un valiente sacrificio por dar una mejor vida a estas mascotas, que en la mayoría de los casos quedaron sin dueños ni hogar.

Esperamos que la situación en Villa El Salvador se regularice pronto, tanto por los animalitos como por aquellas personas que se les cayó la vida a pedazos.

Puede interesarte