Por Luis Lizama
31 julio, 2020

Tiene 4 años de vida y tuvo su primera experiencia traumática, al desaparecer mientras seguía el olor de un ciervo, en una caminata con sus padres humanos.

La gran mayoría de los animales domésticos ha pasado por experiencias traumáticas, desde maltrato hasta atropellos en las calles. Es una triste realidad, producida en gran parte por el hombre. Con este panorama, los rescates y organizaciones animalistas han debido multiplicarse.

Y así fue que ocurrió con Freya, una perrita de 4 años que desapareció en una caminata con sus padres humanos, al seguir un olor a siervo. Cayó por un acantilado de 60 metros y estuvo atrapada en un árbol. Tres días después, un grupo de voluntarios pudo rescatarla ilesa. Estaba atemorizada y un tanto traumada, pero feliz de volver a su hogar.          

ORGANIZACIÓN DE RESCATE DE LA CUEVA DE DEVON

El triste hecho ocurrió en la frontera de Devon y Cornwall, en Estados Unidos. Sus padres estaban desesperados y difundieron la noticia por muchísimos lugares, llegando a cientos de personas. Sin embargo, finalmente fue otro can el que logró hallar su rastro.

Cuando la encontraron, estaba en precarias condiciones. Esto se debe principalmente a que Freya es una perrita doméstica, que no está acostumbrada a la naturaleza. Lo importante, después de todo, es que ahora está descansando en casa.

ORGANIZACIÓN DE RESCATE DE LA CUEVA DE DEVON

El rescate fue algo aterrador, más que nada para la perrita.

Su rostro de temor lo decía todo, la subieron en una bolsa en los brazos de un rescatista, a través de las cuerdas.

ORGANIZACIÓN DE RESCATE DE LA CUEVA DE DEVON

Los rescatistas también arriesgaron su vida, pero estaban motivados por encontrar a la ya famosa perrita Freya. Fueron muchas personas quienes la buscaron.

ORGANIZACIÓN DE RESCATE DE LA CUEVA DE DEVON

Sin dudas esta será una experiencia que Freya no olvidará. A su corta edad, ya sabe lo que es estar alejada de sus padres humanos.

Como ella, muchos animales han pasado por situaciones parecidas. Esta pequeña tuvo suerte, porque su historia podría haber terminado de la peor manera. Afortunadamente todo quedó en un gran susto y ahora vive feliz en su hogar.

Puede interesarte