Por Camila Londoño
22 julio, 2016

Le encanta robar comida, tomar Coca Cola y dormir con los perros.

Un día, Chris y Debbie Compton estaban en su chalet cuando de repente una ardilla bebé cayó del techo de paja y aterrizó en su habitación. Era diminuta, no más grande que un dedo pulgar y no paraba de llorar por su madre. Si ellos no hacían algo, la pequeña ardilla no podría sobrevivir. Decidieron esperar una hora a que la madre regresara, pero es no pasó y ellos tomaron medidas.

La llevaron a donde sus amigos Michele e Ian Merrifield, quienes son dueños de una organización que cuida animales huérfanos en Hoedspruit, Sudáfrica.

Los Merrifields no estaban muy sorprendidos. Es común que las ardillas hagan nidos en los techos y usualmente, muchos bebés se caen. Las mamás ardillas pueden ser perseguidas por serpientes y para proteger a sus bebés, los toman con sus bocas y salen corriendo. Así ocurren accidentes como este.

980x
Daktari Bush School

Recibieron a la pequeña y la llamaron Compton, en honor a sus rescatistas.

Como no había abierto sus ojos era probable que apenas tuviera 4 o 5 días de nacida. Estaba débil y muy confundida, así que la mantuvieron caliente y la alimentaron con leche tibia cada tres horas de 6am a 9pm.

980x-1
Daktari Bush School

Después de una semana, cambiaron la leche por un nutriente llamado Pro Nutro y seis meses después empezó a comer frutas y semillas.

Se convirtió en una ardilla fuerte, sana y muy traviesa. En la noche, la encerraban para mantenerla segura, pero en el día, corría por todo el lugar y se metía en muchos problemas.

980x-4
Daktari Bush School
980x-11
Daktari Bush School

¿Su actividad preferida? ¡Comer!

Le encantaba abrir los frascos de mantequilla de maní y también sabía abrir los contenedores del cereal que solía robarse. Sin duda era muy inteligente.

980x-3
Daktari Bush School

Por alguna extraña razón también le gustaba lamer las sobras de Coca Cola que quedaban en los vasos y era fanática del jugo de naranja (aún lo es).

«Entrará en el vaso con sus patas traseras y lo lamerá. Por su puesto, muy a menudo voltea el vaso al intentar tomar de éste»

 -Ian-

980x-6
Daktari Bush School
980x-7
Daktari Bush School

Es un adorable desastre.

Además de robar comida, se robaba un poco de papel higiénico para su nido. Y después de tantas travesuras, se relajaba un poco.

980x-8
Daktari Bush School
980x-5
Daktari Bush School

A pesar de sus travesuras, todos la adoraban.

Incluso los perros, con quienes compartía mucho tiempo.

980x-10
Daktari Bush School
980x-13
Daktari Bush School

Ian y Michelle quisieron liberarla y dejaron de encerrarla en las noches.

Ya era independiente; lo suficiente para dormir en el exterior. Sin embargo, durante seis meses, ella continuó durmiendo ahí. Después, no lo volvió a hacer, pero no se olvidó de ellos.

«Creemos que eventualmente encontró su propio hogar en la naturaleza».

-Ian-

980x-2
Daktari Bush School

Aunque se convirtió en una ardilla salvaje, llega todos los días a tomar el desayuno con la familia que le salvó la vida.

«Supongo que sabe que aquí está a salvo y que siempre hay comida. También pienso que ella cree que es humano. Ella espanta a otras ardillas. Estoy seguro que cree que todo es de ella por derecho. Se molesta mucho cuando la espantas y se escabulle otra vez cuando piensa que nadie está mirando».

-Ian-

980x-12
Daktari Bush School

Y al parecer juega ajedrez…

Puede interesarte