Por Daniela Morano
29 noviembre, 2018

Edie fue abandonado en el refugio, donde pensaron que era demasiado temeroso como para ser adoptado, por lo que la única opción era sacrificarlo.

La vida de un perro que llega a un refugio rara vez ha sido buena. A veces ya nacieron en la calle y tienen al menos la suerte de llegar a un hogar con un techo donde protegerse, en otros casos son abandonados por sus familias. Las razones varían según cada quien, pero lo que es invariable es la pena y confusión del animal que ha sido apartado de todo lo que conocía.

Edie era uno de esos perros. Cuando llegó a este refugio, Hope for Paws, su pelaje estaba dañado, tenía matas de cabello. Tenía tanto miedo de todo y de todos que incluso dijeron que no podía ser adoptado, debía ser sacrificado, pues no podía vivir en el refugio eternamente.

Hope For Paws

Sin embargo un hombre se fijó en él y sólo una hora antes de que fuese a ser sacrificado, decidió salvar a Edie, a pesar de que incluso se defecara sobre sí mismo porque tenía tanto miedo.

Hope For Paws

Como dijimos, los refugios pueden llegar a ser un lugar muy aterrador para los animales. No sólo porque están lejos de sus familias, sino porque los rodea constantemente la incertidumbre y los ladridos de otros perros desconocidos, también desesperados por irse a un hogar con gente que los quiera y cuide.

Hope For Paws
Hope For Paws

En el video en que esta persona conoce a Edie, es evidente que el perrito tenía mucho miedo. Se escondía en una esquina y se alejaba lo más posible de los veterinarios que intentaban ayudarlo.

Hope For Paws

Finalmente pudieron tomarlo, bañarlo y cortarle su pelaje maltratado, tras lo cual se mostró más sociable y cariñoso.

Ahora vive junto a su dueño en una gran casa donde tiene una familia que cuida de él y lo tratan con el amor que se merece.

Puede interesarte