Por Irene Cereceda
28 septiembre, 2016

Lo más tierno que he visto esa semana… O quizá este mes.

Todos deben ser agradecidos, incluso los animales. Y si no me crees lo confirmarás con la historia de Levi DeWitt un hombre que se encontraba haciendo un voluntariado en Bolivia e hizo dos nuevos amigos. Se trata de un ratón y una lagartija que estaban a punto de ahogarse en una piscina.

Cuando Levi vio a estos indefensos animales en una piscina a punto de ahogarse,  agarró una rama y la colocó en el agua para que pudieran escapar.

Ellos vieron la rama y rápidamente saltaron…

Y así se salvaron de morir ahogados.

980x-1
Levi DeWitt

DeWitt pensó que su aventura del día había terminado ahí y que los animales se irían corriendo de inmediato después que se recuperaran del shock.

«Los dejé solos por un minuto para ver si huían pero no lo hicieron. Entonces me acerqué y traté de acariciarlos. Luego saltaron hacia mi mano y corrieron bajo mis brazos y se quedaron ahí un tiempo».

Levi DeWitt– vía The Dodo

Pero estos amigos no tuvieron miedo de Levi y se acercaron a él.

980x-3
Levi DeWitt
980x-2
Levi DeWitt

Esa fue su forma de agradecer la acción de Levi.

Finalmente, los tres pasaron el tiempo por un rato hasta que finalmente la lagartija y el ratón se marcharon secos y seguros a disfrutar su vida. 

980x-4
Levi DeWitt

¿Qué te pareció la historia de estos amigos?

Puede interesarte