Al año, usamos tanto plástico que se podría rodear a la tierra 4 veces con los residuos. Además, el 50% de estos compuestos sólo se utilizan una sola vez. Hoy es una ciudad, ojalá pronto sea todo el mundo 🌎.

Por años consideramos al plástico un gran aliado, facilitaba la manera de transportar algunos artículos, era comúnmente utilizado gracias a su gran funcionalidad, y aunque hoy en día se sigue empleando para muchas cosas, poco a poco abrimos los ojos en que puede ser un arma de doble filo.

Y de muchas formas, no sólo porque le hace daño al planeta, afecta los mares, no es un material degradable, gracias a estos compuestos han desaparecido miles de especie, esto no es lo único. Recientemente también se ha descubierto que tomar agua o consumir alimentos envasados con plástico, también es perjudicial debido a que estos elementos contienen varios químicos que terminan dentro del cuerpo humano.

Pixabay

Tomando todo esto en consideración, en San Francisco (Estados Unidos) decidieron poner cartas en el asunto convirtiéndose en la primera ciudad en prohibir la venta de de botellas plásticas de agua. Una legislación que pega y fuerte en las empresas productoras de agua, pero que le permitirá al planeta respirar, por lo menos un poco.

¿Las multas por violar la nueva norma? unos $1000 dólares americanos a quien se atreva a no seguir con la normativa, así que probablemente la gente se sienta empujada a comprar algún recipiente que se pueda reutilizar.

Pixabay

No es la primera propuesta de este tipo de San Francisco, que ya vienen prohibiendo las bolsas plásticas y los contenedores de espuma, ahora también las botellas, siguen siendo pequeños pasos en una guerra que viene siendo bastante desigual, pero poco a poco se están dando grandes pasos.

Puede interesarte