Por Felipe Costa
12 febrero, 2021

Saverio fue encontrado por una perrera en Italia tras pasar 13 años sobreviviendo en la calle. Su carácter de “viejo gruñón” también lo hace muy dulce y ganarse su cariño no es difícil, solo hay que ofrecerle una rica comida. Tras encontrarle un hogar, su nueva dueña quiere darle los mejores últimos años de vida.

La vida en la calle, es, para cualquier animal domestico, un desafío de sobrevivencia. Muchos nacen en estas condiciones de desamparo y se crían alimentándose de la basura y de alguna que otra sobra que alguien les ofrezca. Además, hay algunos de estos animales que deben lidiar con alguna deformidad o lesión, haciendo de sus vidas más difíciles si no encuentran un hogar pronto, tal como le ocurrió a Saverio, un perro callejero que luego de 13 años pudo ser adoptado, informa La Stampa.

Katia Micati

Saverio había vivido toda su vida como callejero, hasta que fue encontrado por una perrera italiana en Campobasso, que al verlo, se preocupó de su situación. El peludo solo tenía dos dientes, uno arriba y otro abajo, lo que haya ocurrido con sus otras 40 piezas dentales es un misterio, así como el hecho de que haya logrado sobrevivir tanto tiempo.

Ganarse su confianza no fue algo difícil, cuenta una de las voluntarias. Se ganaron su corazón luego de ofrecerle muchas salchichas para comer. Al parecer el mejor banquete de toda su vida.

Katia Micati

Tenía un carácter de perro anciano, algo gruñón, pero a la vez dulce y asustadizo. Sabían que por su estado debería encontrar un hogar pronto, así que se pusieron en campaña de adopción. Se trataba de un perro mayor, absolutamente callejero y casi desdentado, tenían muchas variantes en contra para hallarle un sitio a diferencia de los otros canes.

Pero un día una mujer llamada Katia Micati se apareció en el lugar, con la intención de llevarse a un perrito. Cuando vio a una cachorra Yorkshire se le partió el corazón y la adoptó, pero luego vio a Saverio y sus grandes ojos, algo en ella le llamó la atención y lo escogió también.

Katia Micati

Micati adoptó a los dos perros quienes conectaron sumamente bien desde el principio. Algo que sorprendió a la mujer fue lo bien comportado que es Saverio pese a su carácter fuerte que no deja tocarse por todos.

Katia Micati

“Saverio tiene rasgos muy humanos, con expresiones muy marcadas” dice Micati, agregando que no es difícil saber como anda su estado de ánimo.

“Es muy inteligente y tiene una mirada muy comunicativa. Por la noche logra abrir la cabina que pongo en la habitación para colarse en mi cama y me mira con un velo de melancolía, como si de vez en cuando pensara en su pasado y en todo lo vivido”.

–Katia Micati a La Stampa

Katia sabe muy bien que su perro no tuvo una vida fácil, pero por lo mismo quiere asegurarse de que los años que le queden en vida, sean los mejores que alguien le pueda ofrecer, aunque aquello requiera mucho esfuerzo.

Puede interesarte