Por Josefina Pizarro
22 agosto, 2017

Sólo lo han logrado ver robots, por una razón.

En algunas partes ahora mismo están en pleno verano, con sol, calor y diversión. Pero en otras, el invierno aún sigue entre ellos, como en marte, donde el invierno se acerca… ¡y de la mejor manera! De hecho, según un nuevo estudio de Geociencias de la naturaleza, parece que nieva cada noche en el planeta rojo, pero de una manera un poco más diferentes a lo que podríamos esperar.

En lugar de tener la típica cubierta de nieve generalizada que conocemos, el suelo rojo tiene explosiones de nieve conocidas como “microburbujas de hielo” algo que sólo ocurre ne las sombras.

NASA

Elimina de tu mente las suaves nubes blancas que cubren de nieve en navidad, y piensa más en algo parecido a una tormenta de nieve.

NASA

Incluso más extraño todavía, las nubes tienen que estar bastante bajas, alrededor de 1 a 2 kilómetros por encima de la superficie, o bien las partículas de nieve serán aniquiladas antes de que lleguen al suelo. Esto se debe a que la presión del aire aumenta rápidamente a medida que avanza hacia abajo, lo que a su vez aumenta la temperatura local y hace que la nieve alcance temperaturas listas para la evaporación.

NASA

Antes se pensaba que la precipitación de la nieve sólo se producía por la lenta sedimentación de partículas individuales. Sin embargo, ese no es el caso, ya que el mecanismo repentino de la explosión de la nieve debe haber afectado “el ciclo del agua de Marte, pasado y presente”.

Gracias a su increíblemente delgada atmósfera, el aislamiento térmico en Marte es bastante bajo. Por la noche pueden haber temperaturas tan bajas como -73ºC en el ecuador y -125ªC en los polos.

NASA

Sin embargo, cuando se exponen a la luz solar, el agua del ecuador recibe suficiente energía para evaporarse y formar nubes de baja presión, al que la la NASA vigila de vez en cuando.

Las condiciones atmosféricas en Marte son simplemente demasiado inestables y mercuriales para permitir que la nieve regular caiga, por esa razón caen dramáticamente, como una emboscada, como si algo vomitara nieve. A diferencia de la Tierra, el planeta Marte es un mundo de extremos y por ahora, sólo los robots, no los humanos, han llegado a experimentarlo de verdad.

NASA

Marte no es el único planeta que experimenta nieve, por cierto. La luna volcánica de Júpiter experimenta una tormenta de nieve sulfúrica global cuando se mueve hacia la sombra del gigante gaseoso.

¡No tenía idea!

Puede interesarte