Por Teresa Donoso
10 enero, 2017

“Los gatos agradecen cualquier tipo de ayuda. Su mirada nos dice que están agradecidos”.

En los últimos días Europa se ha visto afectado por una fuerte ola de frío que ha dejado a todos sus habitantes bastante congelados. Sin embargo, son pocos los que se detienen a pensar en el hecho de que si el frío nos afecta de esa forma a nosotros, probablemente afecta de forma peor a los animales, especialmente a aquellos que viven en la calle pues no tienen un hogar donde refugiarse de las bajas temperaturas.

Selçuk Bayal

Fue por eso que Seljuk Bayal, quien vive en Turquía, no dudó en abrir las puertas de su tienda para que los gatos callejeros pudieran refugiarse del frío.

Su tienda es pequeña y vende en su mayoría café y artículos de escritorio, pero eso no le ha importado a los cerca de 12 gatos que cada día vienen a refugiarse, comer y hacerle compañía en la tienda.

Selçuk Bayal

Seljuk le aseguró a The Dodo que para él cuidar de los gatos es parte de su responsabilidad como ser humano y que todos deberíamos pensar igual:

“Somos humanos y estas criaturas fueron puestas a nuestro cuidado por Dios. Somos responsables de cuidar de ellos”.

Selçuk Bayal

Muchas personas se han conmovido profundamente con su actuar y aunque él asegura que a algunos clientes no les ha gustado la medida y han dejado de comprar en su tienda, él no cambia de idea. Para demostrarlo puso un cartel que dice lo siguiente:

“Si le molestan los gatos, no compre aquí”

Selçuk Bayal

Seljuk asegura que los gatos, aunque no pueden hablar como los humanos, demuestran con su actuar que se sienten muy agradecidos de su ayuda:

“[Los gatos] agradecen cualquier tipo de ayuda. Su mirada nos dice que están agradecidos. Nuestras puertas están abiertas para todas las criaturas vivas: gatos hambrientos, perros y personas. No importa lo que seas”.

¡Así deberíamos ser todos!

Te puede interesar