Por Constanza Suárez
15 enero, 2019

Tippi Degré nació en Namibia, África y por 10 años vivió como nómade junto a sus padres. Los animales se volvieron sus hermanos.

Durante 10 años, el hermano de una niña fue un elefante, su mejor amigo un leopardo y su patio donde hacer sus travesuras, el desierto africano. La descripción parece un pasaje de una muy buena película de ficción, pero es la vida de Tippi Degré.

Luego de que sus padres le dieran su nombre por la icónica actriz de Los Pájaros de Hitchcock, Tippi Hedren, que además intentó tener un león como mascota, nada podría ser común y corriente en el paso de esta pequeña por la tierra.

Sylvie Robert

Sus padres, Alain Degré y Sylvie Robert, eran fotógrafos franceses de vida salvaje, lo que los llevó a pasar 10 años viajando en un vehículo 4×4 por Botswana, Namibia y Sudáfrica. Tippi tuvo ese tipo de infancia que solo escuchamos en los cuentos.


Sylvie Robert

Aunque se le compara con Mowgli, de El libro de la selva, hay algunas diferencias sustanciales en sus historias. Mientras el niño era posiblemente el hijo de un leñador indio, y fue criado por una manada de lobos, Tippi tuvo una educación nómada, viviendo en campamentos de tiendas de campaña por África.


Sylvie Robert

La niña nacida en 1990 logró no ser devorada por los animales, de hecho, muy por el contrario, se convirtieron en sus fieles compañeros de vida. Demostró rápidamente la capacidad de formar vínculos inusuales con estos animales salvajes, pensaba que eran de su tamaño y usaba su imaginación para sobrevivir en las difíciles condiciones.


Sylvie Robert

Entonces pasó sus tardes descubriendo el mundo de la mano de cocodrilo, cachorros de león, jirafa, una avestruz, suricatas, cebras, serpientes, rana y cuanto otra especie salvaje se te ocurra. Uno de sus grandes amigos fue Abu, un elefante africano de 28 años. Se hablaban tan solo con la mirada.


Sylvie Robert

Pero subsistir en un ambiente tan complejo no fue puro mérito del instinto de Tippi. Cerca de la familia vivía la tribu nativa de Namibia, quienes le enseñaron cómo sobrevivir en la naturaleza, cómo alimentarse de raíces y bayas, cómo cazar y hablar su idioma. Al tiempo veían a la niña como parte de su comunidad.


Sylvie Robert

Cuando Sylvie y Alain decidieron volver a Francia, su única hija era toda una celebridad en el país, luego de que el libro sobre su vida, Tippi of Africa comenzara a vender y en muy poco tiempo ganara popularidad.

Tippi debió comenzar la escuela y un estilo de vida tranquilo como la de cualquier persona. Pero su historia la condenaría a la fama para siempre. Y desafortunadamente, no se adaptó a la jungla de concreto tan bien como lo había hecho en la africana.

No podía conectar con los demás niños y la escuela se tornó realmente difícil. Después de batallar dos años con este nuevo mundo, sus padres decidieron que lo mejor sería educarla en la casa.

De a poco su situación conseguía calma y Tippi se adaptaba a la civilización. Al terminar la escuela, decidió estudiar cine en la Universidad Sorbonne Nouvelle de París, para más tarde regresar a África y grabar seis documentales de vida salvaje para Discovery Channel.

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

Tippie más tarde regresó a África para hacer nada menos que seis documentales de vida salvaje para el Discovery Channel.

También se ha dedicado a supervisar el bienestar y cuidado de los tigres para un popular programa internacional de juegos en Fort Boyard, Francia. Se alejó por completo de la vida pública y muy poca información se conoce sobre su estado actual.

Puede interesarte