Por Constanza Suárez
20 mayo, 2020

En Málaga se decretó Fase 1 e Ismael pudo volver a la casa de sus padres. Necesitaba ver a su querida burra Baldomera.

El pasado lunes Málaga entró en Fase 1 de la pandemia del coronavirus e Ismael Fernandez sabía que esos significaba que al fin podía ir a su pueblo El Borge, a visita a su familia. 

Cuando llegó a la zona, a 35 kilómetros de su departamento, Ismael fue directo donde Baldomera, su querida burra de cinco años que hace dos ya es parte de su familia. El reencuentro fue emotivo y afortunadamente Ismael lo grabó y compartió en sus redes sociales. 

Facebook Ismael Fernández

En un principio Baldomera no le hizo caso. La llamó y nada. Pero a los segundos, la burra comenzó a correr hacia él. Se saludaron y emocionaron juntos. Al joven se le cortó la voz y Baldomera lanzó unos rebuznos en un tono que Ismael y sus familiares jamás habían escuchado. “Fue increíble y muy emocionante”, contó el hombre de 38 años a El País

Facebook Ismael Fernández

Mira el video:

La escena que ya acumula más de 50 mil reproducciones en Facebook, llegó hasta los medios de comunicación local.

Facebook Ismael Fernández

Junto a las imágenes, Ismael escribió en su Facebook: “No me da vergüenza que me oigáis llorar, porque aquí está una de las demostraciones de amor más incondicionales que existen.  La de la mi burra y amiga BALDOMEREEEEEEEERA al verme después de dos meses (aviso a sensiblones como yo: ella también llora) Y yo venía todo el camino a Él Borge preparándome por si no me reconocía”. 

Facebook Ismael Fernández

“Ahora, cada vez que las veo, se me vuelven a saltar las lágrimas. Mi única intención con el vídeo era enseñar su reacción, demostrar sus sentimientos, la importancia de cuidar a los animales, eso es realmente lo importante de todo esto”, confesó a El País.

Hace dos años que Baldomera llegó a la familia de Ismael, viviendo en su casa en El Borge.  Fue un regalo de Ismael y su hermano Daniel a su padre, Antonio, cuando se jubiló en 2018. Actualmente vive en un terreno de 2 mil metros cuadrados, en una zona techada donde corre y come. 

Instagram @baldomerayyo

¿Acaso no es lo más adorable?

 

 

 

 

Puede interesarte