Aunque él estaba ansioso por el reencuentro, el animal no hacía más que ladrarle furioso… hasta que lo olfateó y no pudo contener la emoción de volver a ver a su mejor amigo.

Todos sabemos lo fieles y leales que son los perros. No por nada se han ganado el título de “el mejor amigo del hombre”. Ellos siempre están dispuestos a proteger a sus dueños y jugar con ellos… sin embargo, en algunas ocasiones el cambio drástico de aspecto físico de una persona, puede llevar a confundirlos.

Tal y como sucedió con Shane Godfrey, el dueño de Willie… un perro que encontró abandonado a principios del 2017 y se hicieron grandes amigos.

Resulta que la salud de Shane no andaba muy bien. Tenía una “gripe” que no se le curaba con nada, y luego de preocuparse, acudió al hospital para hacerse un chequeo médico, sin siquiera imaginar que pasaría las próximas 5 semanas allí.

Twitter @atr_ahre

Lo que él consideraba un resfrío, era en realidad neumonía, insuficiencia renal, sepsis y encefalitis.

Y por lo grave de su condición, quedó internado inmediatamente.

Tras 5 semanas recuperándose, ya estaba listo para volver a casa. Sin embargo era probable que muchos no lo reconocieran, pues había perdido 23 kilos y lucía totalmente diferente. Pero jamás pensó que Willie sería uno de ellos.

Apenas salió quiso reencontrarse con su perro, y en una banca esperó su llegada. 

Twitter @atr_ahre

Cuando lo vio, comenzó a llamarlo para que se acercara, pero el animal lejos de mostrarse feliz por volver a ver a su dueño, comenzó a ladrarle furioso, sin reconocerlo en absoluto. Inmediatamente Shane se sintió decepcionado y algo triste… su amigo fiel temía acercarse porque creía que era un desconocido.

Twitter @atr_ahre
Twitter @atr_ahre

Pero lejos de rendirse, su dueño siguió intentándolo, hasta que Willie -muy cauteloso- comenzó a aproximarse. Fue allí cuando captó el olor de su mejor amigo, e inmediatamente se lanzó encima para besarlo, demostrarle su cariño y lo mucho que lo había extrañado.

Mira aquí el emotivo reencuentro:

Puede interesarte