Por Catalina Maldonado
22 junio, 2021

Declarada como una “familia multiespecie”, un juez en Argentina dictaminó cárcel al policía que le quitó la vida a la perrita. Para “sus padres” —el matrimonio de Marianella Castillo y Maximiliano Muñoz— la pitbull era una hija más y fue declarada como tal ante la ley.

Muchas personas tienen una relación tan cercana con sus perros que realmente se convierten en “hijos”, pero eso queda siempre como algo al aire y finalmente muchos saben que no son sus primogénitos. Sin embargo, una familia en Argentina consiguió que su perrita —asesinada por un policía— fuera declarada como su “hija no humana”. 

A través de un extenso juicio, un juez penal calificó a los dueños de una mascota como “sus padres”, y a la mascota, la perrita pitbull de un año Tita, como su “hija”. De esa forma, conformaron una “familia multiespecie” y el asesino de ella recibió un castigo. 

Twitter @Defalosanimales

En marzo de 2020, un policía mató de un disparo con su arma reglamentaria a “Tita” mientras hacía un recorrido para controlar que la estricta cuarentena por coronavirus se estuviera cumpliendo.

La perrita, que pertenecía a la pareja de Marianella Castillo y Maximiliano Muñoz, quienes tienen dos hijos, quisieron hacer justicia y levantaron una enorme campaña que repercutió fuertemente en redes sociales. Todo para lograr justicia por Tita, quien la consideraban una hija más.

Twitter @Defalosanimales

De esta forma, luego de un año de trámites, entrevistas y el juicio, se conoció el veredicto del magistrado, quien además de dictaminar la sentencia para el acusado, reconoció a Tita como “una persona no humana”, basándose en un fallo de 2015 relacionado a la orangutana “Sandra”, quien fue reconocida como “un ser sintiente” y le dio derechos fundamentales.

A raíz de esto, Castro condenó al policía Elías Saavedra, autor del disparo, a un año de prisión en suspenso y dos de inhabilitación en su cargo de policía. Por su parte, el acusado ha dicho “no ser un asesino” y alega que la muerte de Tita “fue en defensa propia”.

El Clarín

Ante la decisión, el juez consideró que “hoy el animal ya no es una cosa, es un ser sintiente y con el derecho que se le respete la vida. Por eso no podemos afirmar tan livianamente que el interés e integridad física de una persona esté por encima del interés de vida de un animal”. Por otro lado, agregó: “La muerte de ‘Tita’ ha causado en su familia una pérdida irreparable. Los testimonios de Castillo y de Muñoz mostraron la integración de “’Tita’ en la vida familiar transformándose en una familia multiespecie”.

Marianella Castillo

Tita fue parte de una familia y han hecho justicia como lo haría por un hijo humano. 

Puede interesarte