Por Camilo Fernández
26 octubre, 2018

Este es el segundo perrito de la monarca que muere durante el año. Lo sentimos 🙁

La reina Isabel está triste porque, como todo el mundo, ama a sus perritos y uno de ellos ha fallecido. Al corgi de 12 años, llamado Whisper, lo había adoptado después que su dueño original muriera y se había transformado en el favorito de la monarca.

Whisper la acompañaba desde el año 2016 y es una baja sensible para su compañía, ya que su otro corgi, Willow, también murió a principios de este año.

Instagram Vanity Fair

La esposa de Bill Fenwick, el primer dueño del can, era conocida como la “guardiana de los corgis de la reina” y siempre cuidaba a las mascotas reales cuando ella estaba de gira, por lo que cuando se quedó con Whisper fue visto como el retorno de un favor.

Según informa el Daily Mail, durante los último dos años ella y el perro crearon un atado vínculo, él siguiéndola por todas las piezas del Palacio Buckingham.

Newspix International

La reina aún está acompañada por otros dos perros, Candy y Vulcan, de raza dorgis, cruzas entre salchichas y corgis.

Se cree que Whisper se enfermó hace algunas semanas, pero aún tenía fuerzas para viajar regreso a Windsor desde Balmoral al final de las vacaciones de Isabel II. Con el pasar de los días fue empeorando su condición y finalmente se produjo su deceso.

PA

Oficialmente no ha habido comunicación, pero varios corgis, incluido Willow, murieron de enfermedades relacionadas al cáncer.

El primer corgi que tuvo la reina fue a sus 18 años, en 1944, cuando le regalaron uno para su cumpleaños llamado Susan. Desde entonces, ella se convirtió en una experta en esta raza, pero hace unos cinco años dejó de criarlos al tener demasiadas preocupaciones.

Puede interesarte