Por Constanza Suárez
2 octubre, 2018

Su pequeño dueño lo mira como si le dijera “no tengas miedo” y el pastor alemán confía. Conoció su nuevo juguete favorito.

Jamás podría haber imaginado que a un gran pastor alemán lo asustaría el agua. Sí, aunque no lo crean hay uno que no soporta estar cerca de un rociador. A pesar que esta raza es conocida por su valentía y su servicio en el ejército y las fuerzas militares, a veces también pueden ser vulnerables y tener sus propios temores. A los que no están tan dispuestos a vencer.

En un vídeo publicado en YouTube vemos a un perro de esta raza dudando si acercarse al nuevo rociador de agua que su familia instaló en su jardín. Primero le ladra asustado sin saber que se convertirá en el mejor “juguete” que alguna vez haya usado.

YouTube/Amanpreet Singh

Desde lejos, el perro mira con nerviosismo el agua que sale del aspersor mientras un adorable niño a su lado lo alienta a avanzar y acercarse. Pareciera como si el pequeño le dijera que no tuviera miedo porque es demasiado divertido. De hecho, va hacia al rociador para mostrarle cómo funciona. Pero el perrito no le hace caso.

Toda la divertida escena es observada por la madre del niño, quien ríe mientras mira detenidamente a la pareja “hablar” sobre la situación.

YouTube/Amanpreet Singh

Pasan los segundos y el pastor alemán comienza a confiar. Una vez que está convencido de que el agua no lo lastimará, se acerca al rociador y ahí es cuando comienza la verdadera diversión. Ver al perro jugar con el agua es más que gracioso. Está tan emocionado que se vuelve completamente loco y no puede dejar de correr por el pasto, disfrutando de lo que inesperado. El miedo se ha ido y solo le queda aprovechar el fantástico momento.

YouTube/Amanpreet Singh

Y no solo el perrito encontró una nueva forma de entretenerse, sino que también nos llenó de orgullo porque fue capaz de vencer sus más profundos miedos.

YouTube/Amanpreet Singh

Mira el video:

Puede interesarte