Por Catalina Maldonado
7 octubre, 2020

El hecho ocurrió en Argentina cuando el transporte se volcó y en vez de ayudar al conductor, las personas comenzaron a cargar a los cerdos en baúles de autos y hasta en carros de supermercado. Incluso algunos animales perdieron la vida en la escena.

Si bien muchos pensamos que el respeto hacia a los animales crece con fuerza cada día más, lo cierto es que aún en el mundo que vivimos y con toda la información que tenemos a mano, hay personas que infringen el derecho de otros seres vivos a vivir sin ser amenazados. 

Justamente muestra de esto ha ocurrido en el barrio El Manantial en Pilar, provincia de Buenos Aire cuando, luego de que un camión cargado de cerdos se volcara en un accidente, los vecinos del sector llegaran, no para ayudar, sino para robar y maltratar sin piedad a los asustados animales. 

SM Noticias

El camión transportaba entre 10 a 15 cerdos sufrió un accidente y si bien lo correcto es ayudar al conductor, las personas se acercaron para llevarse a los animales en sus vehículos y carros de supermercado. Incluso en algunos casos fueron degollados en medio de la calle. 

Las imágenes fueron filmadas por testigos que no estaban de acuerdo con la verdadera masacre que se vivía a plena luz del día y allí se pueden apreciar al camión ya volcado sobre la vereda y los cientos de vecinos sobre el transporte para robar la carga. 

SM Noticias

Con sogas o sosteniéndolos entre varios, las personas comenzaron a capturar a los aterrorizados cerdos que salían corriendo de las jaulas en las que eran transportados. En las imágenes se puede ver la poca humanidad con las que la trataron. 

Según consignó el sitio Pilar a Diario, otros vecinos del sector denunciaron todo ocurrió incluso ante la miradas de efectivos de policía, que no intervinieron:

“Fue la policía y no hicieron nada. Fueron los bomberos y no hicieron nada. La gente empezó a publicar en los grupos del barrio para ir a cazar los chanchos. Empezó a salir la gente a matar y a cazar”, contó una vecina a medios locales.

“La gente les pegaba con martillos en la cabeza para matarlos; a algunos los descuartizaron, les abrían la cabeza y se los llevaban a la casa. Fue una película de terror”, acotó otro, todavía asombrado por lo que acababa de ver.

*Advertimos que las imágenes pueden dañar la sensibilidad de algunos lectores*

 

Situaciones como esta solo nos dejan aún peor parados como seres humanos. Lamentable.

Puede interesarte