Por Luis Aranguren
26 abril, 2019

Muchos pensaban que la vida no les deparaba algo bueno, pero luego de ser rescatados ya pueden jugar tranquilos.

Transcurría el mes de enero cuando Mi y Tam, dos pequeños osos negros, se encontraban en las terribles garras de unos contrabandistas cuando las autoridades vietnamitas dieron con ellos y los rescataron, de no haber sido así no sabríamos qué cruel destino les habría tocado.

Se encontraban totalmente desnutridos, cada cachorro pesaba menos de 2 libras, pues a tan corta edad fueron separados de su madre y no pudieron obtener la alimentación necesaria para crecer grandes y fuertes como el resto de su especie.

Four Paws Vietnam

Poco a poco se han ido recuperando, aunque Four Paws aseguró que no hay rastros de la madre y no saben exactamente de su paradero. Pero sin importar eso al ser rescatados los enviaron al santuario de osos, Ninh Binh, y debido a su debilidad no tenían la certeza de si sobrevivirían.

“Vamos a hacer todo lo posible para su supervivencia. Los dos osos están muy deshidratados”.

-Emily Lloyd, gerente de Fours Paws Vietnam.

Debido a esto fueron alimentados con leche especial cada tres horas durante todo un día. Entre comidas los pequeños osos descansaban en su caja suave y forrada con una toalla calentita para poder ayudarlos a sentir el calor que les habían arrebatado.

Four Paws Vietnam

De la pareja de osos, quien estuvo en una situación más delicada fue Mi, pues tenía dificultades para coordinar sus movimientos (a diferencia de Tam que pudo ponerse de pie rápidamente).

Pero el paso del tiempo fue positivo para ambos pues se recuperaron por completo y ahora son unos dulces, torpes y enérgicos osos jóvenes. Para celebrar su recuperación, recientemente recibieron un maravilloso regalo.

Four Paws Vietnam

Ahora podrán vivir dentro del santuario por siempre, pues se habilitó una sala de juegos, un “gimnasio en la jungla” y además muchas plantas deliciosas que complementan su alimentación.

Four Paws Vietnam

Ahora son muy felices,  juegan constantemente en su nuevo parque y lo mejor de todo: han crecido mucho y están muy bien de salud.

Puede interesarte