Otra norma será que los gatos deberán tener contacto visual con otros gatos.

Los suizos sí que se preocupan por el sufrimiento ajeno. No solo humano, sino que también animal. Eso significa algunas alimentos quedarían fuera de su cultura por la crueldad que involucra la matanza de ciertas especies, acercándose cada vez más a lo vegetariano. 

En Suiza ahora será ilegal cocer langostas, aludiendo a que el clásico método de cocción de ellas es cruel porque “pueden sentir dolor”.

La nueva ley que rige a partir de marzo prohibirá a los chef de lanzar langostas vivas a ollas con agua hirviendo, por lo que primero tendrán que dejarlas sin conciencia.

 

Los restaurantes tendrán que electrocutarlas o aturdirlas temporalmente antes de apuñalarlas con un cuchillo.

Esta ley se enmarca en la “dignidad del animal”, la cual también implica, según consigna el Daily Mail,  que los gatos también deben tener contacto visual con otros gatos de forma diaria, mientras que los hamsters deben tenerse en pares.

Puede interesarte