Por Constanza Suárez
5 marzo, 2018

ADVERTENCIA: IMÁGENES PUEDEN HERIR A PERSONAS SENSIBLES.

Todos nos hemos excedido comiendo más de lo que deberíamos y lo que aguantamos. ¿Cuántas veces comiste algo, que estaba tan sabroso, que decidiste seguir comiendo a pesar de sentirte muy satisfecho? ¿Y terminar con una terrible indigestión? Todos somos culpables.

Desafortunadamente ese fue el destino de esta gigantesca pitón birmana. Pero de una forma brutal.

La voraz serpiente de 14 kilos se enfrentó a un ciervo de cola blanca de 15 kilos. Haga usted el cálculo. Intentó devorarla, pero su hazaña terminó de forma horrible.

Conservancy of Southwest Florida

Cuando los funcionarios se toparon con la bestia en el Parque Estatal Colliero Seminole, se sorprendieron al verla con una “gran explosión de alimentos”.

Conservancy of Southwest Florida

En un artículo de Herpetological Review, The Conservancy of Southwest Florida presentó algunas imágenes bastante truculentas de su descubrimiento, junto con detalles de los hallazgos.

Según el grupo, es la proporción más grande entre depredadores y presas jamás registrada en la historia de las especies de pitones birmanas.

La comida resultó ser demasiado para la serpiente, y después de que fue capturada y reubicada con seguridad, regurgitó dolorosamente el cervatillo (como lo ilustra esta imagen increíblemente horripilante):

Conservancy of Southwest Florida

Puede interesarte