Por Ghalia Naim
23 septiembre, 2016

¿Han visto una cebra entrenada? Yo tampoco.

Hace un tiempo mi prima pequeña me preguntó por qué solo podíamos convivir con los caballos y no con las cebras si son la misma cosa. No supe qué responderle y solo se me vino a le mente “seguro son animales difíciles de domesticar” pero, ¿cómo es posible si se parecen tanto a los caballo? Investigué un poco y la respuesta no resultó ser tan difícil.

Las cebras pertenecen a la misma familia de los caballos y asnos, por lo que es muy extraño que no se hayan podido domesticar como estos. En varias oportunidades se ha intentado y se han dado los casos exitosos, pero la mayoría resultan un fracaso. Las cebras se dividen en tres especies: cebra de Grevy (Equus grevyi),cebra común (Equus quagga) y cebra de montaña (Equus zebra) que se han mantenido salvajes en todo el continente africano.

2399-600x450
Natgeo

Estos mamíferos, a diferencia de sus familiares de cuatro patas, se desarrollaron en contextos muy diferentes y llenos de depredadores que los obligaron a evolucionar con alto sentido de la defensa y el ataque. Pueden llegar a ser fuertes mordedoras, son más nerviosos y por lo tanto, mucho menos dóciles.

captura-de-pantalla-2016-09-23-a-las-5-02-15-p-m
GettyImages

Otra diferencia que esta relacionada con su evolución es la migración en manada, cuyo fin es la protección grupal de amenazas y que los imposibilita vivir apartados como lo hacen los asnos y caballos. El biólogo Jared Diamond, asegura que este animal es bastante violento y que, incluso, hay más ataques de cebras que de tigres o leones en los zoológicos.

captura-de-pantalla-2016-09-23-a-las-5-01-18-p-m
Natgeo

Quizá, si hubiesen trasladado cebras a otro continente, con menos depredadores, podrían ser tan dóciles como los caballos…todo es cuestión de evolución…¿O no?

Puede interesarte