Por Camila Londoño
20 noviembre, 2015

¡Que se sigan viendo verdes y frondosos!

Una nuevo informe de investigación en bosques, aseguró que dejar en paz a los árboles, solucionaría muchos más problemas de hambre en el mundo, que tumbarlos para convertir dichos espacios deforestados en plantaciones agrícolas.

En el reporte, publicado por la Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal (IUFRO), se asegura que más de mil millones de personas alrededor del mundo dependen de los bosques para acceder a alimentos y nutrientes provenientes de las frutas y animales.

En Brasil por ejemplo, hay comunidades del amazonas que obtiene el 70% de las proteínas por medio de los peces que pescan en el río. Pero además de ser fuentes de alimento, los bosques ayudan a las comunidades a enfrentar los cambios climáticos, los disturbios de la civilización y el aumento de los precios de la comida.

#forest #nacktebäume

A photo posted by ɐɴɴɐ (@_ssalf) on

En el informe se asegura también que reemplazar bosques naturales por plantaciones de productos millonarios como el caucho o el aceite de palma, no es una forma eficiente de reducir el hambre en el mundo.

Al contrario, las plantaciones lo único que están logrando es que la inseguridad alimentaria aumente por medio de la eliminación de fuentes de comida locales y la erradicación de la agricultura y la biodiversidad de cada lugar. Hay muy pocas evidencias que argumentan que las plantaciones pueden salvar los bosques. En cambio, hay muchas evidencias que prueban que cuidar la tierra (sin tumbar árboles) y compartirla, es la mejor forma para aumentar los alimentos forestales y cuidar de especies indispensables para la agricultura como los pájaros, los murciélagos y las abejas, entre otros polinizadores.

Pero para que esto funcione, los gobiernos deberían comprometerse con la causa a través de políticas internacionales que permitan proteger los bosques y selvas.

En el reporte se mencionan algunas de las medidas que se deberían tomar; restaurar bosques, cuidar y poner atención con respecto al tipo de alimentos que pueden nacer de los bosques, educar a mujeres y niños para que entiendan qué tipo de nutrientes deberían consumir y cuáles pueden obtener, además de ayudar a las comunidades a gestionar mejor los alimentos forestales.

«Este informe deja muy claro que ellos también juegan un papel clave en aliviar el hambre y mejorar la nutrición».

-Christoph Wildburger- Coordinador en IUFRO

 

#forest #nature #wood #vsco #wild #trees #wilderness #vscocam #walk #outdoor

A photo posted by @krasnyewska on

Puede interesarte