Por Josefa Velasco
25 marzo, 2020

Que el coronavirus no sea una excusa para no preocuparte de tus animales.

El COVID-19, más conocido como coronavirus, nos tiene a todos encerrados en nuestros hogares. Debemos trabajar desde la casa, ayudarle a nuestros hijos con sus tareas, cocinar y realizar la limpieza de nuestra casa. Pero no podemos olvidar las necesidades de nuestras mascotas, que también son parte de nuestra familia, o incluso de aquellos que no son considerados mascotas. La pregunta es, ¿qué pasa si durante estos tiempos de cuarentena un animal se llega a sentir mal y necesita ayuda? La solución ya llegó, y se llama telemedicina veterinaria.

Para la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos, la importancia que tienen los médicos veterinarios en la salud pública es clave, sobre todo en tiempos de pandemia, por lo que han decidido no cumplir temporalmente ciertos requisitos que prohíben que los doctores de animales realicen telemedicina.

Unsplash

“La FDA reconoce el papel vital que juegan los veterinarios en la protección de la salud pública señaló el comisionado de la FDA, Stephen M. Hahn en un comunicado. Quien además agregó que debemos brindar a los veterinarios la libertad para utilizar la telemedicina en el cuidado de los animales en general, no solo de las mascotas, si no también en aquellos que producen nuestros alimentos” aseveró.

Pero, ¿qué requisitos se van a suspender para permitir la telemedicina? Son aquellos que tienen que ver con la relación veterinario-cliente-paciente (VCPR, por sus siglas en inglés). Normalmente la FDA solicita a los veterinarios que examinen físicamente a los pacientes y que, además, realicen visitas médicas a los lugares donde se alojan o residen estos animales. Por lo que, a través de la telemedicina, la VCPR no se cumple.

PixaBay

Por medio de la telemedicina (autorizada por FDA a todos los médicos veterinarios del país) estos podrán recetar medicamentos o autorizar el uso de estos sin un examen físico presencial o visitas al hogar del paciente, lo que ayudará a disminuir la propagación del coronavirus en Estados Unidos.

 “El dueño de un perro enfermo podrá compartir un video de su mascota con un veterinario. Si llega a ser necesario, el profesional de la salud puede recetar un medicamento para su uso. o bien que un veterinario a través de videollamada, pueda examinar y diagnosticar a un grupo de animales con por ej: una enfermedad a la piel. El doctor autoriza el uso de ciertos medicamentos en la alimentación de esos animales”

— Indicó el comisionado de la FDA, Stephen M. Hahn en un comunicado

Eso sí, Estados Unidos no es el único país que está implementando esta tecnología para sus animales. Con el fin de no seguir propagando el COVID-19, Colombia posee algunas clínicas 24/7 que realizan consultas por videollamadas, ¿cómo funciona?

PixaBay

Los usuarios deben descargarse una aplicación, donde se registran ellos e ingresan los datos de sus mascotas. Luego, la persona se contacta directamente con una de las más de 35 clínicas veterinarias disponibles, y deberán pagar el tiempo que dure la consulta, la que tiene un valor por minuto ($3.000 pesos colombianos turnos diurnos y $4.000 turnos nocturnos. Algo así como $0,75 dólares y un dólar).

Esperemos que estas medidas ayuden a que la gente permanezca en sus casas, y así nuestros queridos peludos sigan teniendo los cuidados que necesitan.

Puede interesarte