Por Mariana Meza
22 febrero, 2021

“Una historia de amistad y amor entre un perro y un gato en la capital”, tituló la organización italiana que los rescató, quienes esperan que los adopten juntos.

Los animales deben ser las criaturas más fieles que se conozcan y la amistad entre distintas especies sí es posible. Si no lo crees, te lo demostramos con la historia que te traemos a continuación. Y es que en Roma, Italia, se conoció el caso de un perro y un gato que son inseparables, ambos fueron abandonados en un parque, la gente los comenzó a alimentar, los rescataron y hoy una organización busca que los adopten en conjunto. ¿Quieres saber más?, aquí te lo contamos.

Lega Nazionale per la Difesa del Cane sez. Ostia / Facebook

Un pequeño perro de color blanco y beige, y un gato blanco fueron vistos hace un poco más de un mes merodeando en el Parque de la Celulosa en Roma, Italia, según informó la Liga Nacional para la Defensa del Perro en su página de Facebook a mitad de febrero. Siempre andaban juntos y todo indicaba que estaban abandonados en ese lugar.

“Una historia de amistad y amor entre un perro y un gato en la Capital”, comenzó explicando la organización italiana en Facebook. “Donde iba el perro, iba el gato, inseparables. Y también cuando otros gatos locales intentaban ahuyentar al gatito, el perro se interponía para defenderlo”, agregaron.

La gente que frecuenta el lugar, al percatarse de la presencia de los dos animales, comenzó a dejarles platos con comida todos los días y el perro y el gato siempre volvían al parque para alimentarse.

Lega Nazionale per la Difesa del Cane sez. Ostia / Facebook

En ese momento, decidieron recurrir a Emanuele Faloni, un voluntario de otra organización de animales, para que intentara recuperar al perro y al gato en el parque. Él construyó una jaula especial para poder atraparlos, en la que introdujo comida para atraerlos.

Lega Nazionale per la Difesa del Cane sez. Ostia / Facebook

Además de la “trampa” de la jaula, Emanuele construyó una casa para darles abrigo. En un principio los animales no aparecieron y la esperanza por recuperarlos parecía desaparecer,  sin embargo, la ayuda de los residentes fue fundamental y el perro y el gato regresaron con el pasar de los días. “La comida siempre se ponía en el fondo de la jaula para que se acostumbraran. Día tras día, el perrito también comenzó a acercarse y acariciar, mientras el gatito permanecía siempre a distancia”, detalló la organización en Facebook.

La operación por rescatarlos se completó el 14 de febrero pasado, cuando Emanuele y otra voluntaria rescataron a los animales que estaban “fríos y heridos”. El perro fue el primero en caer en la trampa y el gato, al ver que su inseparable amigo estaba enjaulado, se acercó para ver si estaba bien, explicaron en Facebook.

Lega Nazionale per la Difesa del Cane sez. Ostia / Facebook

“No sabemos su historia, el perro parece no tener microchip y pedimos una ayuda para saber de dónde vienen”, contaron en la red social.

Lega Nazionale per la Difesa del Cane sez. Ostia / Facebook

Mientras tanto, los animales fueron trasladados al veterinario y la organización que los rescató pretende que los adopten a los dos juntos porque “una amistad tan verdadera y profunda no se puede romper”, finalizaron.

Lega Nazionale per la Difesa del Cane sez. Ostia / Facebook
¡Que linda historia de amistad!

Puede interesarte