Por Daniela Morano
28 noviembre, 2018

Nadie sabe cómo, pero llevaba días en ese oscuro agujero.

De no ser porque en medio del caos que es el día a día algunas personas se detienen a escuchar sus alrededores, de seguro muchos animales en peligro jamás serían rescatados. No necesariamente han sido abandonados, a veces por error caen a alcantarillas o pozos de los que les es imposible salir sin la ayuda de una persona, por mucho que quisiéramos creer que entre ellos todo lo pueden.

Nadie sabe cómo este gatito quedó atrapado, pero lo seguro es que llevaba varios días intentando captar la atención de las personas que caminaban cerca del desagüe donde cayó. Desesperado y en la oscuridad, el pequeño felino hizo todo lo posible por subir, pero no importaba cuánto lo intentara.

Una enorme tapa y concreto lo separaban del mundo exterior, por lo que albañiles debieron destruir varias capas de cemento para finalmente llegar hasta el fondo del alcantarillado donde el gato se escondía.

No siempre supieron que lo que intentaban rescatar era un gato. Un leve ruido les llamó la atención y pensaron que deberían investigar, pero quién sabe, podría también haberse tratado de algún peligro mortal que no habría hecho que valga la pena esforzarse tanto.

Cuando por fin levantan la tapa, uno de los hombres entra al hoyo donde toma al gatito que no debe tener más de un mes de vida, mientras una mujer lo acaricia.

Pensándolo bien, no es nada raro que un gato haya terminado ahí. No por nada se dice que “la curiosidad mató al gato”.

 

Puede interesarte