Apenas vio su carita de anciana, entendió su presentimiento y la llevó a casa.

La gran mayoría hemos tenido la extraña sensación de que debemos actuar de una determinada manera porque algo ocurrirá. Si bien la mayoría de las veces solo queda en una mera sensación y nada distinto sucede, hay muchas personas que siguen su intuición y gracias a ello pueden hacer hermosos descubrimientos o prevenir ciertos desastres.

Una de ellas es Dani Mc Kissick, una chica que durante su trabajo comenzó a sentirse abrumada y supo que algo ocurría… pero no sabía qué, hasta que se dirigía a casa.

De acuerdo a sus palabras, de pronto algo la golpeó como un puñetazo en el estómago y entonces supo que debía ir a ayudar a un animal ese mismo día. Así que en lugar de conducir hacia su hogar, volteó su auto y comenzó a ir hacia el Refugio de Animales del Condado Harris en Houston, Texas.

Dani McKissick

Ella tenía dos gatos y un perrito como mascotas que la esperaban en casa, así que tenía claro que no tenía ninguna intención de adoptar, pero también sabía que un animal necesitaba ayuda y ella estaría dispuesta a ayudarlo.

«No tenía ni idea de lo que iba a hacer allí. Pensé que tal vez donaría o me haría voluntaria«, dijo McKissick. «¡Incluso le envié un mensaje a mi hermana y le dije que iba a un refugio y que no me dejara adoptar un animal!»

La chica suele sufrir de ansiedad, así que el viaje de 45 minutos se volvió bastante agobiante para ella.

Sin embargo cuando llegó, supo que estaba en el lugar correcto. Un empleado se le acercó y le contó sobre Honey, una perrita que tenía nueve años y que esa misma noche sería sacrificada porque nadie la adoptaba.

Dani McKissick

Y cuando la conoció, su carita tierna y su dulce mirada derritieron su corazón y entendió por qué estaba allí. Debía salvarla y darle una nueva oportunidad. Había llegado justo a tiempo.

«Algo me atrajo automáticamente hacia ella», dijo McKissick. «Siempre he tenido un punto débil en mi corazón para los animales más viejos o enfermos».

Honey era muy alérgica, tenía una infección respiratoria y una serie de otros problemas de salud, pero eso no fue un impedimento para que Dani quisiera llevarla a casa y hacerla parte de su familia. Así que al día siguiente de conocerla la adoptó y en solo una semana estaba perfectamente adaptada.

Dani McKissick
Dani McKissick

«Después de llevarla al veterinario varias veces y conseguirle la vacuna contra la alergia, los medicamentos y la comida adecuada, es una perra completamente nueva», dijo McKissick. «¡Mis otros animales la adoran y todos actúan como si hubiera estado aquí todo el tiempo

Dani McKissick
Dani McKissick

Ahora son una hermosa familia, y todo gracias a la intuición de McKissick.

Puede interesarte