Por Javiera González Ruiz
13 septiembre, 2018

La mamá canguro está lista para enseñarle a sobrevivir a su hijo.

Los canguros de árbol son una especie hermosa y exótica pero bastante inusual y muy diferente a los canguros que conocemos. Suelen vivir en los árboles, tienen un hocico largo y las orejas muy cortas. Sin embargo, su proceso de gestación es similar. Demoran unos pocos días (entre 30 y 40) en dar a luz y tienen solo una cría.

Y como están en peligro de extinción, son una especie muy protegida. Tanto así, que han intentado preservar la especie teniéndolos en cautiverio.

Así nació el primer canguro de árbol en el Santuario de Healesville en Victoria, Australia y el registro ha conmovido a las redes sociales luego de que el recinto publicara imágenes que muestran al bebé saliendo por primera vez de la bolsa de su madre llamada Mani.

Unilad

La canguro fue emparejada con Bagam, otro canguro de su misma especia, como parte del proyecto de conservación del santuario, con la esperanza de proteger y recuperar la población de canguros arbóreos y afortunadamente dio resultados.

El pequeño Joey pasó 6 meses antes de asomar su cabeza por primera vez, listo para conocer el mundo.

Unilad
Unilad

Las imágenes tomadas por los cuidadores muestran a Mani sobándose el área de la bolsa para darle la bienvenida a su hijo, que luego de algunos segundos, asomó su cabeza curioso.

Y así seguirá haciendo los próximos meses, entrando y saliendo de la bolsa de su madre hasta que se tome más confianza y se vuelva más independiente luego de aprender de sus padres.

Unilad

Mira aquí la primera vez que el pequeño se atrevió a mirar el exterior:

¡Es hermoso!

Puede interesarte