En su desesperación, hizo lo que ningún animal hubiera intentado.

Los perros abandonados deben enfrentar un montón de situaciones terribles. Desde peleas con otros perros y soportar la crueldad de los humanos hasta ingeniárselas para poder encontrar su propia comida, que no es fácil, por eso hay tantos perros callejeros extremadamente flacos.

Tal como le sucedió a Alex, un hermoso perro de raza weimaraner que estaba literalmente en los huesos cuando lo encontraron vagando por las calles de Nueva Orleans. Apenas lo rescataron, pusieron una foto de él en un centro de control animal y si nadie iba a reclamarlo, lo sacrificarían muy pronto.

Pero para su fortuna, alguien se enamoraría de inmediato de esa tierna carita: se llamaba Deanna Theis, era la asistente del director en Southern Animal Foundation y estaba dispuesta a hacer lo posible por devolverle la vida que se merecía.

Facebook @Alextheweimaraner

Así que rápidamente se contactó con el centro y lo fue a buscar. Lucía realmente débil: estaba desnutrido y apenas podía mantenerse en pie. Todos los huesos de su cuerpo eran visibles y era fundamental conocer su estado de salud para determinar los pasos a seguir.

Facebook @Alextheweimaraner
Facebook @Alextheweimaraner

Le hicieron exámenes y descubrieron algo que les rompió el corazón a todos. Una radiografía reveló que tenía ramas y piedras en su estómago, que habían llegado ahí producto de su hambre voraz, intentando saciarla como pudiera.

Facebook @Alextheweimaraner

Tras el hallazgo, debió entrar a cirugía para removerlas, ya que no sería posible que las eliminara por si solo. Tras la intervención, rápidamente comenzó su proceso de rehabilitación, rodeado de amor y preocupación de todos aquellos que estuvieron involucrados en su rescate.

Facebook @Alextheweimaraner

Debieron cambiar su dieta para que recuperara efectivamente todo el peso que había perdido y mejorara completamente su estado de salud.

Facebook @Alextheweimaraner

Y mientras subía de peso, se recuperaba y recibía constante amor, Deanna comenzó con los trámites para adoptar a Alex a la brevedad y así seguir con su tratamiento y lograr su rehabilitación total. Ahora disfruta de un hogar lleno de cariño y documentan su vida a través de su página de Facebook.

¡Larga vida a Álex!

Puede interesarte