Por Macarena Faunes
7 noviembre, 2019

Mary padecía de sarna en estado grave. Estaba desnutrida y cansada. Recibió tratamiento justo en el momento indicado.

Hemos hablado de muchas historias de esfuerzo y superación. Animales que tiene muy pocas posibilidades de vivir, o que no cuentan con el apoyo de nadie. Todas tienen un factor en común: sus protagonistas nunca se rindieron ante las adversidades de la vida. Esa es su mejor lección.

Mary era una perrita callejera que padecía de sarna en un estado avanzado. Su cuerpo estaba cubierto de costras. Desnutrida y cansada, nadie pensó que sobreviviría a tiempo. Pero un grupo de rescatistas se encargó de que este presagio no se hiciera realidad. La sacaron de la miseria y ahora goza de muy buen estado de salud. Está en la espera de ser adoptada. Es una verdadera sobreviviente.

La llevaron al refugio Animal Aid Unlimited ubicado en la India. Comenzó de inmediato su tratamiento. Fue limpiada a diario y medicada constantemente. Le dieron toda la comida y agua que necesitaba para nutrirse. No tuvo que pelear por esto.

Un mes más tarde, los procedimientos dieron resultado. Creció gran parte de su pelaje, sus heridas cicatrizaron y ganó peso. Hoy luce completamente irreconocible. Su transformación fue maravillosa.

A pesar de que desconfiaba de los humanos, con el tiempo se dio cuenta que los funcionarios del refugio solo querían ayudarla. Juega con ellos y les da de besos para agradecerles tan hermosa labor que hacen con ella.

Según informa Bestvice, Mary aún se encuentra en el albergue. Está a la espera de ser adoptada por una familia que cuide de ella y la ame como si fuera su hija. Por mientras, juega con los funcionarios de Animal Aid Unlimited como si fueran sus hermanos.

Los animales merecen una segunda oportunidad de vivir. Son seres que no tienen maldad en su corazón. Si ves a una mascota en situación de calle que esté enferma, llévala al veterinario lo más pronto posible. Podrás evitar que su vida terminé en un trágico final.

 

 

Puede interesarte