Por Daniela Morano
21 febrero, 2019

Se alimentó de restos que encontraba y se abrigaba bajo los escombros.

Los incendios forestales registrados en California el año pasado se han convertido en el desastre natural más fuerte que se haya vivido en el estado. Cientos de animales murieron y cientos de personas quedaron sin hogar, obligándoles a reconstruir como fuese posible lo que alguna vez llamaron un hogar, mientras los animales buscaban refugios entre los restos, esperando que alguien llegara a rescatarlos.

Un perro llamado Kingston había logrado escapar junto a su familia en su camioneta pero por miedo saltó y escapó antes de que pudiesen atraparlo. El akita de 12 años desapareció durante 101 días, haciendo creer a su familia que nunca más lo verían.

Jamás pensaron que podrían reencontrarse, mucho menos después de tanto tiempo.

AP

«Cuando supe me puse a llorar», dijo Gabriel Ballejos, dueño de Kingston. «Estoy tan orgulloso de él. No puedo creerlo. Es un sobreviviente, es un testamento al espíritu americano», le dijo a KXTV.

Ballejo asegura que él nunca perdió la fe, imprimiendo y pegando carteles en la calle y contactando semanalmente a los muchos refugios que se hicieron cargo de los animales afectados por los incendios.

«Todas las noches le pedía a mi papá que saliéramos a buscarlo», dijo su hija, Maleah.

La familia recibió una llamada del voluntario Ben Lepe, quien atiende gatos en el refugio Friends of Camp Fire Cats. Los voluntarios vieron al perro en redes sociales y lo reconocieron como el mismo que habían rescatado y contactaron de inmediato a la familia.

KXTV

Lepe dijo que un perro grande había aparecido en las cámaras de seguridad y que debieron instalar una trampa para atraparlo. «Cuando fui a ver el domingo ahí estaba, fue maravilloso verlo y saber que le darían de comer y donde abrigarse».

La familia de Kingston creen que sobrevivió comiendo restos de otros animales, pues había estado cazando antes de que se desatara el incendio.

En el pueblo Paradise el incendió acabó con la vida de 85 personas y casi 15 mil casas en el área. Angel Herrera, parte de Friend of Camp Fire Cats, aseguró que el grupo ha rescatado a más de 200 mascotas desde los incendios.

«Si tuviésemos los recursos, podríamos atrapar a 50 animales cada noche», dijo.

Puede interesarte